Etiquetado: liga femenina

Cuando el baloncesto femenino era competitivo

La debacle del baloncesto femenino en España

Cuando me he metido a Facebook me ha saltado la notificación de “tal día como hoy…” Y resulta que hoy hace 4 años estaba en el Cerro del Telégrafo viendo un Rivas EcópolisCiudad Ros Casares.

rivas ecopolis contra ros casares

Rivas Ecópolis – Ciudad Ros Casares. 22 de diciembre de 2011

En todo el tiempo que llevo siguiendo el baloncesto femenino, puedo decir que nunca he visto un equipo tan completo como el de Ciudad Ros Casares de esa temporada. Laia Palau, Jana Veselá, Lauren Jackson, Anna Wauters, Silvia Domínguez, Isabelle Yacoubou, Kata Honti, Sancho Lyttle, Maya Moore, Shay Murphy y Miriam Forasté.

Dirigido por Roberto Iñíguez, el conjunto valenciano disponía de las dos mejores jugadoras del mundo en su posición (Maya Moore y Lauren Jackson) en un quinteto repleto de estrellas (Laia Palau, Maya Moore, Lauren Jackson, Sancho Lyttle y Ann Wauters) en el que solo faltaba Diana Taurasi en el alero para que, sin lugar a dudas, fuera el mejor quinteto del mundo.

Actualmente, ni Ciudad Ros Casares ni Rivas Ecópolis, finalistas esa temporada de la Euroliga Femenina que cayó para el lado valenciano, disputan la Liga Femenina. Igual que Hondarribia Irún, igual que Sóller, igual que Olesa, igual que UNB, igual que Celta, igual que Mann Filter… Y la lista no acaba aquí ya que, temporada tras temporada, y una vez que han obtenido por méritos propios la plaza para jugar en Liga Femenina deciden renunciar por no poder hacer frente a los altos costes que implica disputar la máxima competición del baloncesto femenino español tal y como ha sucedido este año con Distrito Olímpico. De hecho de los 13 equipos que disputaron la Liga Femenina en la temporada 2011-2012 tan solo 5 de ellos siguen en esa categoría (Perfumerías Avenida, Girona Spar Citylift Girona, Gran Canaria 2014 Caja de Canarias Spar Gran Canaria, Cadí La Seu y Caja Rural Tintos de Toro Quesos El Pastor de la Polvorosa), el resto de equipos (¡8!) renunciaron o desaparecieron.

clasficación liga femenina temporada 2011-2012

4 años después, la Liga Femenina, navega sin rumbo… Equipos que siguen desapareciendo, renuncias, clubes que ascienden a la máxima competición desde 1ª Nacional (el equivalente a la 2ªB del fútbol), designaciones de la Copa de la Reina a dedo. Una Federación Española de Baloncesto que da la sensación de pasar de la competición nacional para centrarse en los éxitos que verano tras verano cosechan ya no solo la categoría senior sino todas las selecciones inferiores.

Centrándonos en la selección femenina, desde el batacazo en el Europeo de 2011, en los tres últimos torneos, España ha cosechado: un oro en el Eurobasket de Francia (2013), una plata en el Mundial de Turquía (2014) y un bronce en el pasado Eurobasket de Hungría y Rumanía (2015).

Una selección femenina que podría perfectamente protagonizar algún especial de “Madrileños por el mundo” ya que de las 12 que fueron al Eurobasket de Hungría y Rumanía tan solo cuatro juegan actualmente en España (Luci Pascua, Laura Herrera, Astou Ndour y Laura Gil). Si es verdad que el número de jugadoras que disputan la competición española ha aumentado (hasta 6 jugadoras) en la última convocatoria correspondiente a los partidos de clasificación para el Eurobasket de 2017 con la presencia de las antes citadas Luci Pascua, Laura Gil y Astou Ndour junto a Belén Arrojo, Nogaye Lo y Laura Quevedo. Más jugadoras que compiten en Liga Femenina ya que tanto Alba Torrens como Núria Martínez y Leticia Romero no pudieron asistir por encontrarse lesionadas (Alba y Núria) y por temas académicos (Leticia Romero).

La gran mayoría de las integrantes de esas selecciones inferiores que verano tras verano vuelven a casa con un metal colgado en el cuello deciden, una vez terminada su formación escolar, volar a Estados Unidos donde se les ofrece ya no solo la formación sino la posibilidad de jugar en ligas mucho más competitivas (NCAA) que las que actualmente se ofertan en España. Ángela Salvadores, Leticia Romero, Inés Mata, Marina Lizarazu, María Conde y así hasta un listado de más 30 jugadoras distribuidas por diferentes universidades americanas. ¡36 jugadoras! Con las que se podrían formar ¡3 equipos completos!

Es brutal la fuga de talento ya no solo en el plano laboral sino también, como se puede observar, en el terreno deportivo. En el caso del baloncesto femenino es todavía más reseñable. La Liga Femenina ya no tiene tanto encanto, ya no es tan potente, ya no es lo mismo que años atrás… La crisis ha pegado fuerte y el deporte femenino ha sido uno de los más dañados pero creo que desde la Federación Española de Baloncesto se podría y se debería haber hecho mucho más para que esta situación no se hubiera dado y haber buscado y ofrecido las soluciones necesarias para que el baloncesto femenino profesional no se hubiera devaluado de esta manera.

Y tras tocar el cielo… vuelta a la cruda realidad

Sí, tan solo ha durado dos días la alegría por la consecución de campeonato de Europa de la mano de Aguilar, Valdemoro, Lima, Ouviña, Nicholls, Gil, Casas, Lyttle, Torrens, Palau, Ouviña y Domínguez.

A media mañana Unión Navarra Basket, UNB, anunciaba su desaparición a través de un tweet que remitía a un comunicado en su página web:

[tweet https://twitter.com/UNBasket/status/351977373421420545]

Atrás queda una temporada más que decente, atrás quedan 7 años de llevar el baloncesto navarro por toda España, atrás queda un equipo compuesto por Sara Gómez, Laura Herrera y Patricia Argüello, entre otras.

Mientras los medios se ponen medallas con artículos como el que hoy publica El País (no se engañen por el titutar, eso sale hoy publicado precisamente  por ser Campeonas de Europa) la Liga Femenina, hasta el año pasado una de las más potentes de Europa poco a poco se sigue desangrando sin que nadie, absolutamente nadie haga nada por parar esto.

El año pasado Sóller, Ros Casares (campeón de la Euroliga) Celta y Mann Filter decidieron poner punto final a su andadura en Liga Femenina. Unos desaparecieron y otros se recompusieron centrando sus esfuerzos en la cantera pero el resultado fue que la liga nacional se redujo de 14 a 11 equipos. Sí, tan solo 11 equipos que han tenido graves problemas económicos durante la temporada y cuya viabilidad económica está en el aire.

Esta sí es la cruda realidad del baloncesto femenino y del deporte femenino en general. Mientras que en el fútbol se derrochan millones y millones, en el deporte femenino con más licencias federativas en España el panorama cada vez pinta más negro…