Etiquetado: búsqueda de empleo

La importancia de saber decir no

Cómo decir no a una oferta de empleo

Buscar trabajo no es algo fácil. Es un proceso que sabes cuándo empieza, pero no cuándo acaba. Durante ese tiempo, se pasa por todos los estados de ánimo: Ilusión, descontento, optimismo, decepción, frustración, rabia, esperanza… Un cúmulo de sentimientos y emociones a las que todavía no sé ponerle palabras.

La situación de búsqueda desespera y la gente, desgraciadamente, no llega a entender por todo lo que pasas. Es complicado hacer frente a algo que está en blanco. No sabes cuándo va a llegar. Qué va a deparar. Que no sabes… La incertidumbre, quizás sea, una de las peores palabras que existan. No hay nada más allá del hoy. No sabes qué esperar, qué va a pasar… Mientras otros hacen planes, tú estás ahí, en un estado y en una situación de máxima complejidad donde simplemente no sabes nada.

question-mark-1872665_640.jpg

Si mal no recuerdo, fue una de mis primeras entrevistas. Pozuelo de Alarcón. Black Friday. Apunto lo de Black Friday porque la empresa estaba cerca de un centro comercial y era literalmente imposible aparcar. De hecho, llegué tarde a la entrevista (y eso que siempre salgo con tiempo cuando voy en coche), aunque llamé para comentarlo. Llego a la empresa, me reciben y empiezo la entrevista con la chica de Recursos Humanos. Una vez acaba esa primera entrevista viene el responsable del departamento, el que iba a ser mi jefe. Entra a la sala, se despatarra en la silla y lo primero que me dijo fue: “me he leído tu CV aunque me lo he dejado en la mesa”. Mentira. No lo había hecho. Le comenté que no se preocupara que le daba una copia. Lo mira por encima y me suelta: “tienes muy poca experiencia laboral”. Algo que ya sé. A lo que le contesté que me había dedicado a estudiar, a preparar oposiciones y que llevaba entrenando desde que tengo 16 años. Tocada y hundida. Me dio donde más duele.

Nada más salir de la empresa, rompí la tarjeta que me había dado (fue lo primero que hizo nada más saludarme, justo antes de despatarrarse y de decirme que no tenía experiencia), la tiré a la papelera y me fui con un enfado monumental. De hecho, todavía no sé cómo fui capaz de volver a casa conduciendo en ese estado de nervios y con ese enfado.

Realmente me dolió mucho cómo me trató esa persona, de hecho, ni recuerdo su nombre. Se habla de empatía, de asertividad, de tantas y tantas habilidades que tienes que tener como postulante, pero, a veces, se les olvida a los reclutadores y a los entrevistadores que lo que tienen delante son personas. Pasan los días, sigo buscando ofertas, haciendo entrevistas y, el miércoles justo antes del puente de diciembre, recibo una llamada de que me quieren coger en una empresa. En un giro de los acontecimientos, la empresa era la del Black Friday y quería que empezar justo después de las fiestas. Te puedes imaginar mi cara. ¡Menudo plot twist!

A mí me pilló completamente fuera de juego. No me lo esperaba. ¿El mismo señor que me dijo que no tenía experiencia, me quiere en su empresa? ¿Hola? ¿Que acaba de pasar aquí? No entendía nada. Y querían una respuesta ya. Me mandaron toda la información del contrato. Me pidieron todos los datos. Y yo no sabía qué hacer. Les pedí que me dieran tiempo para pensármelo y me dejaron un par de días. Lo consulté con mis padres, con mis amigos. Cada uno me decía una cosa. Pero, me quedo con una frase que me dijo una muy buena amiga

“A lo mejor pierdes otras oportunidades por aceptar algo que no quieres. Y no trato de convencerte de nada, pero es que te veo cero ilusionada y esa es la peor manera de empezar algo […] Tienes miedo a decir que no”.

Y decidí decir no. No tenía nada más. Solamente estaba cobrando el paro.

Fue una decisión muy complicada de tomar y de la que me arrepentí. Especialmente cuando seguían pasando los días, las semanas y los meses, continuaba haciendo entrevistas, pero mi situación no cambiaba, todo seguía igual.

¿Me había equivocado al decir que no? ¿Y si hubiera dicho que sí? Por lo menos estaría trabajando… ¡Qué malos son los “y si…”!  

Entre en una dinámica bastante negativa. De la que me costó mucho salir. No dejé de postularme a ofertas, de ir a las entrevistas, intentaba poner la mejor actitud posible, ir con buena energía, intentar transmitir lo mejor, estar segura de mí misma, pero no me salía. Encadenar un no tras otro, mina la moral. Quedarte a las puertas de tantos procesos, duele.

En mi cabeza retumbaba:

Tenía que haber dicho que sí, por qué no lo hice. Por lo menos estaría trabajando…

Sin embargo, mi permanente estado de inconsciencia y de tirarme el pisto y de probar cosas nuevas y de echarle morro, me llevó a hacer una acción que me permite estar trabajando desde julio en algo que me apasiona y que me encanta, rodeada de profesionales que son top, pero como personas son mejores aún. Esa estrategia, ya la contaré otro día 😉

¡Ey! Busco empleo. ¿Nos tomamos un café?

Reinventarse o morir. Tras una etapa de 3 años en Foro Economía Digital / Observatorio eCommerce & Transformación Digital, es hora de ponerse a buscar nuevos desafíos y retos profesionales. Quiero romper un poco con el proceso tradicional de buscar empleo y de ahí el título de este artículo. Sí, estoy en la búsqueda de empleo. Pero, ¿por qué no echas un vistazo a mi perfil? Si crees que podemos crear algún tipo de sinergia o crees que puedo encajar en tu empresa, ¿por qué no nos tomamos un café y charlamos? Invito yo 😉

job_search2

Soy especialista en MOOC (Massive Open Online Courses) y formación online, he coordinado proyectos de formación pasando por todas las fases: orientación a los docentes para la elaboración y supervisión de los materiales, producción de las clases (utilizando Wirecast), diseño y gestión de las plataformas (edX, Moodle, Sensei y WPLMS), subida y actualización de contenidos, matriculación y seguimiento de los alumnos, etc. Además, cuento con diferentes publicaciones tanto a nivel nacional como internacional sobre la temática de los MOOCs aplicadas a diferentes escenarios.

Poseo experiencia en creación de contenidos tanto a nivel escrito (formato online y papel) como a nivel audiovisual (utilizando Camtasia y Adobe Premiere) incluyendo, independientemente del formato, la optimización SEO.

Algunos ejemplos de redacción de contenidos (diferentes temáticas) se pueden encontrar aquí:

Aquí alguna muestra de contenido audiovisual:

Gran manejo de las principales redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin) tanto a nivel usuario como profesional conociendo y utilizando diferentes herramientas de gestión y de monitorización de la actividad y estando pendiente de las actualizaciones y novedades que se van incluyendo de manera periódica en cada una de ellas.

¿A qué me dedico cuando no estoy trabajando? Principalmente al baloncesto. Soy entrenadora en una escuela de barrio dirigiendo dos equipos (infantil y alevín) que compiten los sábados. Entre semana, compito en una liga mixta y los domingos los dedico a mi equipo desde hace casi 10 años. Además, escribo sobre baloncesto femenino en basketfem.com. Un blog dedicado únicamente y exclusivamente al baloncesto femenino. De hecho, fuimos medio acreditado en la pasada Women’s Basketball World Cup FIBA 2018 que se celebró en Tenerife.

¿Y qué hago cuando no estoy trabajando y no tengo baloncesto? Pues me dedico a comentar y ver series y películas, quedar con mis amigos, hacer deporte, leer. Un poco de todo. Soy una persona activa y muy inquieta a la que le gusta siempre estar haciendo cosas. Siempre estoy pensando e ideando proyectos y retos nuevos que afrontar y enfrentar.

Si lo deseas y quieres conocer de manera más detallada tanto mi experiencia profesional como mi formación académica, lo podrás hacer leyendo mi perfil de Linkedin. Si quieres contactar conmigo lo puedes hacer en: elena.ayala@outlook.com y recuerda, si crees que podemos colaborar, ¡te invito a un café!

Original en: ¡Ey! Busco empleo, ¿nos tomamos un café?