Etiquetado: anna cruz

Anna Cruz: “En mi carrera esa mala suerte había sido una constante”

España hace historia y se cuela, por primera vez, en una semifinal de unos Juegos Olímpicos

Hoy, hoy todo son halagos hacia la selección femenina de baloncesto. Un canastón de Anna Cruz sobre la bocina daba la victoria a España frente a Turquía en un partido en el que a falta de 3 minutos se veía muy negro. Exageradamente negro cuando la selección iba 8 puntos abajo, 52 a 60. En ese punto, se erigió en líder Anna Cruz, la segunda jugadora después de Amaya Valdemoro en conseguir un anillo de la WNBA, que lideró la remontada y la culminó con un churro, seamos sinceros, fue una auténtica mandarina (la hubiera firmado el mismo Sergio Llull) la que lanzó a falta de 7 décimas para el final pero entró. ¿La técnica? ¿La mecánica? Da igual. El caso es que entró.

Anna Cruz, la encarnación del trabajo, del esfuerzo, del sacrificio. La que sin apenas hacer ruido lleva una carrera meteórica desde hace unos años. Rivas Ecópolis fue su último equipo antes de entrar en el numeroso grupo de jugadoras que abandonan España para irse a otras ligas más competitivas y se fue a la fría Rusia. Ya en su último año en España se pudo ver cuánto había mejorado Anna Cruz. Su velocidad seguía estando ahí, su juego vertical y al aro era letal pero añadió el tiro de mediana y lejana distancia y mejorando sus porcentajes se ha ido haciendo una jugadora cada más letal y más complicada de defender. Sin olvidar el trabajo defensivo que hace, ahogando una y otra vez a sus atacantes.

Retrocedemos a 2013. Ese año donde España, 20 años después, revalidaba el título de campeona de Europa ante Francia, en Francia y con todo el pabellón en contra en lo que yo recuerdo como uno de los mejores partidos y uno de los mejores torneos que he visto de la selección española (mi favorito sigue siendo el del Europeo de 2003 y la remontada ante Polonia). Pero, Anna Cruz no llegaba a tiempo para formar parte de la historia del baloncesto femenino en España por una lesión de tobillo de la que no se pudo recuperar. Formó parte de la concentración pero Lucas Mondelo decidió que fuera el último descarte al no estar al 100%.

Avanzamos hasta el pasado Eurobasket de Hungría y Rumanía donde España se colgó el bronce al derrotar a Bielorrusia en el partido por el tercer y cuarto puesto. Anna Cruz volvió a ser fundamental para los intereses patrios en los cuartos de final frente a Montenegro. A falta de 9 segundos para el final la española cogía el balón y con un tanteo de 72 a 74 conseguía anotar y sacar la falta. Cruz anotaba el tiro libre y en la siguiente defensa Montenegro no conseguía meter canasta.

Anna Cruz como a todos los deportistas le ha tocado vivir la cara y la cruz del deporte. La cruz la representa haberse perdido ese oro en el Eurobasket y cuando se alzaba como campeona de la WNBA recordaba ese momento declarando que “cuando el oro Europeo no puede estar y en mi carrera esa mala suerte había sido una constante. Al final tuve mi recompensa a todas las cosas menos buenas que me habían pasado en un verano para el recuerdo”.

Las chicas de baloncesto ya han hecho historia clasificándose para las semifinales de unos Juegos Olímpicos. Pero, lo que han demostrado es que no se conforman con nada y darán lo mejor de sí mismas en la semifinal ante Serbia para conseguir llegar a la final y asegurar una medalla olímpica.

Esta España, hay que recordar, fue la misma que en 2011 se volvió a casa en octavos de final en aquel fatídico partido contra Croacia. Esa misma que desde entonces se ha colgado medalla en todos los torneos que ha disputado (Oro en el Eurobasket de 2013, plata en el Mundial de 2014 y bronce en el Europeo de 2015). Esa España que en los últimos  8 europeos se ha colgado 7 medallas. Ahí es nada.

 

España se mete por primera vez en la final de un Mundial

España accede por primera vez a la final de un Mundial de baloncesto femenino

Las chicas lo han vuelto a hacer. El deporte femenino lo ha vuelto a hacer. De nuevo, los éxitos de España llegan gracias a las mujeres. Esta vez, ha sido el turno de las chicas de baloncesto femenino dirigidas por Lucas Mondelo. Han alcanzado la final del Mundial de Turquía tras vencer a Turquía, sí, a Turquía en Turquía en un partido apasionante. El rival en la final será la todopoderosa Estados Unidos que se ha paseado durante estos días por Turquía ante los rivales a los que se ha enfrentado hoy. Quizás el partido más complicado que ha jugado hasta ahora haya sido contra Australia. La diferencia al final del partido no ha superado los 20 puntos.

Lo del baloncesto femenino en España está a otro nivel. Este verano, todas las categorías femeninas, sí, TODAS, han llegado mínimo a las semifinales de los campeonatos que han disputado. La U16 bronce, la U17 plata tras caer ante Estados Unidos en la final del Mundial, la U18 también bronce y la U20 plata en el Europeo. Cuatro medallas a las que hay que sumar un nuevo metal conseguido por la sénior. Mientras España consigue excelentes resultados a nivel internacional, la liga doméstica, la Liga Femenina continúa desangrándose sin que nada ni nadie pueda o quiera pararlo. Una liga cada menos espectacular, que pierde atractivo ante la imposibilidad de los clubes de fichar a jugadoras extranjeras de renombre debido a los problemas económicos y la falta de patrocinadores y apoyos. Este año, tras muchas temporadas tan solo un equipo, Perfumerías Avenida, disputará Euroliga tras la renuncia del actual campeón de la Liga Femenina, Rivas Ecópolis.

Partido de semifinales del Mundial de Turquía entre España y Turquía

España – Turquía. Foto: fiba.com

De las doce jugadoras que forman la selección española tan solo Laura Gil, Leo Rodríguez, Licu Pascua y Marta Xargay juegan en España. Todas las demás, esto es, Alba Torrens, Anna Cruz, Laia Palau, Laura Nicholls, Leticia Romero, Núria Martínez, Sancho Lyttle y Silvia Domínguez lo hacen en el extranjero repartidas la mayoría de ellas entre Turquía y Rusia. Laia Palau juega en la República Checa y Leticia Romero estudia y juega en Estados Unidos.

La calidad de las chicas dirigidas por Lucas Mondelo está fuera de cualquier duda. Lo están demostrando en este torneo. Demuestran que el oro conseguido en el pasado Europeo no fue suerte sino fruto del trabajo constante y de dar lo mejor de sí mismas en el tiempo que están en pista. Sin grandes individuales como sucede con otros equipos, España ha avanzado firme por el Mundial de Turquía gracias a ser un equipo, un gran equipo en el que todas aportan. Espectacular la labor de Núria Martínez en el partido ante Turquía, espectaculares Silvia Domínguez y Anna Cruz dando a España la chispa, la velocidad y la intensidad necesaria para revolucionar los partidos. Impresionante e impecable el trabajo realizado por todas y cada una de las 12 jugadoras.

Llevo muchos años siguiendo a la selección, he disfrutado, he sufrido, he llorado y me emocionado con cada jugada, con cada canasta, con cada logro, con cada decepción… Pero con lo que me quedo es con todo lo que me han enseñado y me siguen enseñando. Desde Nieves Anula, Betty Cebrián y Marina Ferragut hasta las 12 jugadoras que forman ahora mismo la selección pasando por jugadoras como Marta Zurro, Ingrid Pons, Laura Camps y un largo etcétera. ¡Gracias por hacerme disfrutar tanto y por hacerme querer este deporte tanto como lo hago!

Pase lo que pase hoy a las 20:00 contra Estados Unidos,  ¡ya habéis hecho historia!

Para más información sobre el Mundial de Turquía, visita Artículos publicados sobre el Mundial de Turquía