Etiquetado: acoso escolar

Guía de actuación contra el acoso escolar en los centros educativos

La Comunidad de Madrid actualiza su guía de actuación contra el bullying en centros educativos

La Comunidad de Madrid ha publicado una guía de actuación contra uno de los problemas que más se están acentuando en los últimos años en los centros educativos, el acoso escolar.

A lo largo de 71 páginas, este manual acerca el concepto de bullying o acoso escolar y traslada las pautas de prevención, intervención y actuación cuando se dan este tipo de casos.

Diseño de actividades didácticas (II) – Curso Diseño, Gestión e Integración de las Redes Sociales en el Aula

Ejemplos de actividades didácticas propuestas para el curso de Diseño, Gestión e Integración de las Redes Sociales en el Aula

En este segundo módulo del curso Diseño, Gestión e Integración de las Redes Sociales en el Aula se pide la elaboración de diferentes propuestas didácticas que tengan como marco las redes sociales.

En una entrada anterior propuse la realización de un cadáver exquisito en twitter y en esta segunda actividad me gustaría incidir en temas que, en ocasiones, pasan desapercibidos y que considero fundamental trabajar desde la escuela. No es otro que el tema del cyberbullying con el que cual me siento realmente sensibilizada.

Con el auge de las redes sociales y la posibilidad de esconder tu verdadera identidad bajo un nick este tipo de prácticas se han vuelto cada vez más comunes con unos resultados devastadores. Rara es la semana en la que no se da el caso de algún adolescente que ha decidido acabar con su vida por estas continuas vejaciones ya no solo en clase (un lugar donde se supone que deben estar seguros) sino constantemente por la ubicuidad y la movilidad que cada vez cobra una mayor importancia en nuestras vidas.

Como objetivos se plantean los siguientes:

  • Conocer qué es el cyberbullying
  • Identificar y actuar ante casos de cyberbullying
  • Reflexionar sobre las consecuencias que nuestras acciones tienen en la red

El desarrollo de la actividad será el siguiente:

  1. Charlas informativas a cargo de algún experto en la materia.
  2. Testimonios reales de personas que hayan sufrido cyberbullying.
  3. Visionado de vídeos sobre ciberacoso.
  4. Reflexión sobre estos temas.
  5. Puesta en común de las conclusiones y futuras medidas para prevenir el acoso a través de redes sociales-

Algunos de los vídeos que se propondrán serán los siguientes:

Cuatro meses de trabajos sociales para las dos personas que acosaron a Carla hasta que se suicidió

Dos menores han sido condenadas a trabajos sociales durante cuatro meses tras acosar a Carla que acabó suicidándose

Asturias. Abril. 2013. Carla. 14 años.

Carla de 14 años decide el 11 de abril de 2013 arrojarse a los acantilados de La Providencia en Gijón. Ya no aguanta más vejaciones. Ya no puede más. Ha tirado la toalla. No puede con las cuatro monstruos que le acosan en clase día tras día en el colegio Santo Ángel de la Guarda que declina asumir cualquier tipo de responsabilidad alegando que siempre había prestado apoyo a los problemas que sufría, negando con rotundidad que hubiera acoso escolar.

La familia Díaz Magnien decidió denunciar a las cuatro personas que iban a clase con Carla por haber inducido al suicidio a su hija, haber acosado fisíca y psicológicamente a Carla durante meses. El centro educativo también fue denunciado por no haber tomado medidas para frenar estos acontecimientos.

Carla. 14 años. Recibía constantemente insultos y vejaciones por parte de sus compañeros, bollera, bizca, topacio, un ojo para aquí y otro para el espacio, le tiraban aguas fecales (del váter) a la cara, vacío, soledad, inseguridad, acoso, persecución, vejaciones… Hasta que Carla dijo basta, hasta que Carla decidió acabar con todo… No fue un comienzo de curso fácil, de hecho, Carla comenzó a infligirse cortes en la muñeca con la cuchilla del sacapuntas ocultando las marcas debajo de las mil y una pulseras que suelen llevar los adolescentes. Las notas comenzaron a resentirse y de ser una estudiante de notable pasó a acumular siete suspensos. Faltaba a clase, tenía miedo, miedo de las compañeras que un día tras otro se burlaban y mofaban de ella, de recibir palizas, de sentirse perseguida. Todo ello, recogido en las redes sociales mientras que nadie, absolutamente nadie, era capaz de levantar la voz y gritar basta.

Los padres de Carla ya tenía rellenados los impresos para cambiar a su hija de centro pero ya era tarde. La noche antes, la joven, comenta a una amiga que no puede más, que ha dejado toda la información en su móvil, le manda el pin de la tarjeta sim y también la contraseña del móvil para que todos sepan lo que iba a pasar.

Tras el suicidio de Carla, el Juzgado de Instrucción número 3 investigó de oficio lo ocurrido descartando el homicidio y trasladando el caso a la Fiscalía de Menores de Oviedo que descartó el acoso escolar sin tan siquiera llamar a las cinco menores sospechas de bullying. No se rastrearon las redes sociales que tenía la menor, no se investigó el portátil de Carla, no se hizo absolutamente NADA.

La perseverancia de los padres de Carla por castigar a los responsables de la muerte de su hija ha tenido sus frutos. Eso sí, la sentencia de realizar trabajo social durante cuatro meses parece quedarse muy corta. Las dos jóvenes acusadas por la muerte de Carla han aceptado la realización de estas tareas sociales orientadas a mejorar sus impulsos, empatía y a aceptar las consecuencias de sus actos.

La madre de Carla, Montserrat, se muestra asombrada ya que la sentencia de “cuatro meses no es que sea poco, es que es ridículo. Pero la ley es así y es lo que hay. […] Yo las encerraría de por vida, pero la Ley del Menor dice lo contrario, está pensada para rehabilitarlas, no para castigarlas. Como son menores de 14 años pueden hacer lo que les dé la gana, te pueden dar con una piedra en la cabeza a mala uva, o sacarte una navaja, y no pasa nada”.

Carla. 14 años. Dijo basta.

Recuerdos…

…que me estiran la coleta y pinta mi boca de negro las noches… (Muy, muy lejos – Vaivencida)

El otro día haciendo limpieza en mis cosas, me encontré con fotos de cuando iba al colegio y de cartas. Muchas de las fotos acabaron en la basura porque me parece un poco absurdo el mantener vivo los recuerdos de una época en la que no fui nada feliz donde convivía con personas que intentaban hacerme la vida un poco más complicada de lo que ya de por sí es.

Cuando eres joven (parezco una abuelilla) no te das cuenta de la realidad pero con el paso de los años y reflexionando me dí cuenta que lo que pasaba, lo que me pasaba en el colegio era lo que hoy se denomina acoso y que está suponiendo una auténtica lacra en la actualidad. Todas o la gran mayoría de personas que conozco, guardan un excelente recuerdo de su época en el colegio e instituto, guardan las amistades y siguen en contacto. En cambio, cuando acabé y salí del colegio supe que era el fin de una etapa, el punto final de un periodo y el comienzo de otro que a la larga está siendo infinitamente mejor.

Quiero dejar claro que yo no sufrí vejaciones como las que se asocian cuando se habla de acoso, no, ni mucho menos, tan solo, algunos insultos y sobre todo el desprecio y la indiferencia por parte de un reducido número de personas que iban conmigo a clase (ni tan siquiera merecen llamarse compañeros). Se aprende a convivir con ello, pero el día a día y el acudir y remitirse siempre a lo mismo al fin provoca que esas palabras pasen desapercibidas pero a lo larga acaban minando la personalidad.

A finales de junio, crearon un grupo de whatsapp para organizar un encuentro los que habíamos ido a la misma clase 5 años después. Esa misma gente que, cuando me ve por la calle no saluda, esa misma gente que durante años me hizo daño, esa misma gente que me agrega y elimina de Facebook cada dos por tres… Evidentemente dije que no, por todo lo anterior y por mis principios. Además, sé de la gente que quiero saber y con eso me vale.

Pero, repito, no todo fue malo. Al contrario, los dos últimos años, especialmente 1º Bachiller fue excelente. Los compañeros con los que apenas había compartido momentos por haber estado en diferentes clases eran increíbles. Quizás fuera porque éramos más mayores pero nunca me había sentido tan a gusto como ese año con la gran mayoría de compañeros. De hecho, fui una de las pocas personas que decidió no ir de viaje de fin de curso/fin de colegio porque no me sentía parte integrada e importante de un grupo y cuando empezaron a jugar en qué habitación iba a dormir y con quién decidí no ir.

Además de las fotos que encontré correspondiente a esa época, encontré cartas, muchas cartas, algunas de ellas terminé rompiéndolas y tirándolas porque es absurdo mantener vivo el recuerdo de aquella gente que ahora mismo no forma parte de mí pero, también me encontré con cartas de una persona que, con el paso del tiempo, llegó a convertirse en alguien imprescindible, nunca nos llegamos a conocer en persona pero hablamos por messenger, por teléfono y nos escribíamos cartas. No recuerdo cuál fue la razón de dejar de hablar, imagino que cualquier discusión tonta, bueno en realidad no tan tonta,  pero la vida decidió que cada una fuéramos por caminos diferentes y no hemos vuelto a tener ningún tipo de contacto. Pero, inevitablemente, al leer las cartas vinieron a mi cabeza todos los momentos y todas las conversaciones que tuvimos y me aventuré a buscar en internet y dí con su Facebook. Estuve pensando si en escribir o  no un mensaje y al final lo dejé pasar pero la duda sigue estando en mi cabeza, quiero saber qué tal está, cómo le va pero no sé qué tal lo aceptará, ¿tú qué harías en esta situación?

Cyberbullying, identidad digital y JUM

Todos sabemos de las grandes potencialidades que ofrece el mundo 2.0. Conexión instantánea con nuestros amigos, con gente desconocida, millones de herramientas y aplicaciones al alcance de la mundo, búsqueda de la información en tan solo unos segundos… Pero un uso desafortunado puede acarrear consecuencias trágicas y negativas.

Una de estas malas prácticas es lo que hoy se denomina como cyberbullying o ciberacoso. ¿En qué consiste? Según Wikipedia, es el uso de información electrónica y medios de comunicación tales como correo electrónico, redes sociales, blogs,mensajería instantánea, mensajes de texto, teléfonos móviles, y websites difamatorios para acosar a un individuo o grupo, mediante ataques personales u otros medios. Puede constituir un delito penal.

Dentro de este ciberacoso existen otros tipos de acoso como es el caso de:

  • Sexting: Es el envío de contenido de tipo sexual (fotografías, vídeos) producidos por el  propio usuario que envía a otras personas a través de teléfonos móviles.
  • Grooming:  Suele ser la antesala a la pornografía infantil y a la pedofilia. Los adultos a través de las redes sociales, chats, etc., comienzan a entablar una relación con los menores para obtener material de ellos desnudos o manteniendo relaciones sexuales para beneficio del adulto.

Todas estas prácticas malintencionadas lo que hacen es minar la identidad digital del acosado. Ve cómo un mundo que creía a su favor, se desmorona y se sume en la más profunda soledad como le ocurrió a la malograda Amanda Todd que decidió quitarse la vida al someterse a humillación día sí y día también debido a unas fotografías que mandó por internet.

Amanda no es el único caso de ciberacoso pero sí el que ha calado más en la sociedad por la historia tan trágica que tenía detrás, intentos de suicido, sobredosis, además de burlas en el colegio, palizas por parte de sus compañeros y especialmente ese sentimiento de soledad sobre todo de culpabilidad.

Pero, el acoso no afecta a una minoría de la población también artistas como Lady Gaga han sufrido esta lacra. De hecho, la excéntrica cantante puso en marcha la Born This Way Foundation con el objetivo de hacer una sociedad  más tolerante, crear una comunidad segura que ayude a los jóvenes a conectar con las habilidades y oportunidades que se necesitan para construir un mundo más valiente. Toda persona tiene derecho a sentirse seguro y marcar la diferencia en el mundo. Juntos, vamos a avanzar hacia la aceptación, la valentía y el amor

La fundación, como habrás podido comprobar lleva el mismo nombre que la canción que aboga por la aceptación y la igualdad en la sociedad con frases como las siguientes:

Don’t hide yourself in regret, just love yourself and you’re set. I’m on the right track, baby, I was born this way.

No te escondas en el lamento, solo quiérete a ti mismo y listo. Estoy en el camino correcto, cariño,nací así.

El caso más reciente que ha vuelto a dar, tristemente, la vuelta al mundo ha sido el de Rehtaeh Parsons, una adolescente canadiense de 17 años que fue violada por un grupo de jóvenes a finales de 2011. Las imágenes que fueron grabadas y publicadas en las redes sociales. Los hechos fueron denunciados a la policía pero al no tener constancia de si el sexo fuera o no consentido los agresores salieron impunes mientras que la depresión y la humillación de ese acto acabaron con la vida Rehtaeh ya que el pasado 4 de abril decidió ahorcarse en el baño de su casa.

En ambos casos y en todos en los que se produce ciberacoso uno de los aspectos que más se lastiman es la identidad digital, dejando de ser alguien con nombre y apellidos para pasar a ser alguien conocido por el hecho acontecido, es decir, Amanda dejó de ser Amanda para ser la chica que enseñaba el pecho en Facebook y Rehtaeh dejó de ser ella misma pasando a ser la chica violada y vejada en las redes sociales. Hay que recordar que las redes sociales, el ciberespacio, no tiene límites y en un par de minutos la información da la vuelta al mundo. Para muestra de ello, en el siguiente vídeo, se puede ver el flujo de información que se generó en twitter una hora después del trágico terremoto ocurrido en Japón en 2011. En un color rosado se señalan los tweets generados en Japón y en un tono verdoso los RTs.

En la red, debes vigilar lo que compartes, con quién lo compartes y sobre todo de qué manera lo compartes. Por eso, se incide en que nunca se manden los datos personales, fotos y vídeos íntimos y que puedan comprometer la seguridad y sobre todo la intimidad de las personas porque el daño puede ser muy grande.

Bibliografía

Definición de ciberacoso. Recuperado el 17 de abril de 2013 de, http://es.wikipedia.org/wiki/Ciberacoso#Casos_medi.C3.A1ticos

Pantallas amigas. Recuperado el 17 de abril de 2013 de http://www.pantallasamigas.net/

Cuando las redes sociales se vuelven contra uno

Anoche, mi hermana llegó a casa diciendo que una chica en twitter estaba insultándola debido a que el novio de esta chica había colgado una foto con mi hermana en plan amigos, lo típico, agarrándose de la cintura y la novia en un ataque de celos empezó a arremeter contra ella en la red de microblogging, haciendo público todos los impropios que estaba escribiendo y publicando.

Lo que mi hermana no sabe es que twitter y las redes sociales son una ventana al público, o mejor dicho, abres la puerta de tu casa, de tu intimidad, de tu vida a cientos de miles de personas que se asoman a tu vida día a día. Es importantísimo saber lo que compartes, el alcance y cómo compartes dicha información. No es lo mismo compartirla en facebook con las opciones de personalización de la publicación pudiendo elegir quién la lee, quiénes pueden comentar, etiquetar…, que compartirla en twitter donde los filtros son menores, o lo compartes con toda la comunidad o lo compartes tan solo con la gente que hayas aceptado (si tienes la cuenta protegida).

El caso de esta chica era que tenía la cuenta abierta, así que toda su comunidad y por extensión todo twitter pudo saber lo que andaba diciendo de mi hermana. Evidentemente no podía estarme quieta y decidí escribirle lo siguiente:

tweet

Desde hace unos años, tanto la Guardia Civil con el Grupo de Delitos Telemáticos como la Brigada de Investigación Tecnológca de la Policía Nacional con la estrecha colaboración ciudadana se dedican a investigar los casos de acoso a través de las redes sociales e internet, así como a desenmascarar a los traficantes de pedofilia y material sexual. De hecho, ya ha habido casos de denuncias por acoso en redes sociales y la sentencia ha declarado culpables a los acosadores

Entiendo que las redes sociales muchas veces son un lugar de desahogo pero ojo con lo que se publica y de qué manera se hace ya que ese desahogo puede acarrearte problemas legales si la persona afectada decide tomar medidas y poner los hechos en manos de la Justicia.

En el fondo y aunque te extrañe leerlo, me alegra que le haya pasado algo así a mi hermana porque de esta manera va a entender de verdad lo que implica estar en una red social, de hecho, cuando nos contó lo que había pasado le solté: ¡Bienvenida a las redes sociales! Porque las redes sociales, implican la exposición durante las 24 horas del día de tu vida por eso es tan necesario saber lo que se publica, de qué manera se hace, controlar las imágenes que se suben, el material que se comparte, para evitar tener este tipo de problemas.

Recuerda que la identidad digital es la imagen que tienen de ti los usuarios de internet.

identidad digital

Casey Haynes

Si en la anterior entrada la protagonista era Amanda Todd, una adolescente que decidió quitarse la vida hace unos días ante el acoso y el maltrato de sus compañeros en esta entrada el protagonista es Casey Haynes.

Casey es un chico australiano que recibía abusos por parte de sus compañeros de manera sistemática ya que se metía con su aspecto físico. En la secuencia de vídeo se puede observar como uno de los acosadores comienza a pegar a Casey, pero él dijo basta y contraatacó dejándole tumbado en el suelo.

La respuesta de Casey fue grabada y rápidamente fue distribuida por la red convirtiéndose en viral y denominando a Haynes como Little Zangief, en honor al personaje de Street Fighter. Sigue leyendo