¿Formar o ganar a toda costa? ¿Son ambas compatibles?

Dudas sobre la formación a los chavales a través del deporte

Uno de los últimos artículos que han tenido bastante eco por redes sociales ha sido el de Minibasket y los cerradores de acta.

low-angle-view-of-basketball-hoop

Desde hace unas temporadas se aplica una normativa en la que cuando se alcanza, en categorías de minibasket e infantiles la diferencia de 50 puntos, se deja de anotar los puntos y solo se van sumando las faltas.

La principal argumentación a esta regla es que así se evita que los equipos de nivel inferior se vayan a casa sin haber sido humillados. Yo llevo jugando a baloncesto desde hace muchos, muchos años, y esta regla a mí no me ha aplicado como jugadora pero sí me acuerdo que en minibasket antes había una regla en la que si te presionaban en los tres primeros cuartos y decías “campo”, las defensoras se tenían que ir a mediocampo a defender. Esa norma se estuvo aplicando hasta mi primer año de alevín, incluido. En segundo, recuerdo que jugamos contra un equipo de Valladolid y allí sí debía estar vigente porque no dejaban de decir campo mientras nosotras presionábamos pasando de lo que decían…

Como jugadora no me ha llegado a aplicar lo del cierre de acta pero como entrenadora sí, igual que el follón de jugar los seis periodos de ocho minutos. Este cambio en el formato de juego, personalmente no me gusta porque si existe mucha diferencia entre los jugadores buenos y los menos buenos, cuadrar todos los periodos es bastante complicado. De hecho, ha habido ocasiones en las que he estado más de media hora intentando que todos los quintetos quedaran más o menos compensados y que todos jugaran más o menos lo mismo. No hay que olvidar que aparte de entrenadores también somos formadores, especialmente en categorías como minibasket.

¿Ganar es importante? Por supuesto. Pero, no lo es todo… Igual de importante es saber ganar como saber perder. Por suerte, me ha tocado dirigir a equipos muy diferentes, con niveles muy dispares. Equipos que funcionaban solos y otros equipos en los que ha tocado remar mucho contracorriente, porque hacerse a los chavales y que los chavales se hagan a ti, es muy complicado. Además de entrenadora, eres profe, eres madre, eres médico, eres enfermera, eres amiga, eres compañera, eres psicóloga, eres un poco de todo… Hay que conocer muy bien a los críos y saber qué funciona con ellos: al que le puedes meter caña, al que le puedes gritar para que se espabile, al que hay que explicarle las cosas mil veces, al que darle un poco más de cariño, etc.

He tenido bastantes entrenadores y de casi todos guardo un buen recuerdo, pero los mejores, sin lugar a dudas, fueron los que me entrenaron en minibasket. Gracias a ellos, conseguí amar tanto este deporte y parte de como soy, se lo debo al baloncesto. Además, es muy bonito cuando después de tantos años, te reencuentras con los chavales, te reconocen y se acuerdan de ti. Creo que es un orgullo para cualquier entrenador, el ser capaz de generar esos sentimientos en sus jugadores.

Por eso, en categorías inferiores tenemos que ser ejemplo. Ser formadores, educadores y todo lo que sea necesario para que nuestros jugadores consigan ser mejores personas gracias al deporte y a los valores que éste genera.

person-nets-basketball-net

Me estoy desviando del tema principal, pero escribir sobre baloncesto me remueve mucho… Vuelvo a la formación y el ganar a toda costa. De manera ininterrumpida llevo entrenando ya 11 años.He estado en diferentes clubes y en tantas temporadas he visto de todo. Tengo grabado a fuego en mi memoria un partido que jugamos fuera y el entrenador del otro equipo (un señor ya bastante mayor) insultaba a sus jugadores diciendo que si eran tontos, que estaban haciendo el idiota… Yo me quedé alucinada porque creo que el entrenador debe y es un ejemplo a seguir por sus chavales. Pero, la temporada pasada y, esta vez, en calidad de público, una entrenadora le dijo en palabras textuales a sus niños que “eran unas nenazas“. Repito, una entrenadora. Sí. Una entrenadora. ¿Desde cuándo hacer algo como una chica es algo malo?

Vaya por delante que no soy perfecta ni como persona ni como entrenadora, pero si tengo algo claro es que a los chavales hay que tratarle con mucho cariño y sobre todo con respeto. A veces se nos olvida que la figura del entrenador/formador/profesor aparte de ser un líder, es un modelo a seguir.

¿El resultado es importante? Claro que lo es. Quien diga que lo importante es participar, miente. Y miente mucho. Ganar es importante pero no es lo fundamental. Hoy, sin ir más lejos, hemos perdido por 18 puntos contra un equipo al que ganamos por dos puntos en la primera vuelta. La primera parte ha sido un completo desastre: cada uno haciendo la guerra por su cuenta, sin pasar a los compañeros, la defensa horrorosa… Pero, en la segunda, se han quitado la mochila de 200kg que parecían llevar a la espalda y el partido ha sido completamente diferente. Muchos pases, jugadas bonitas, contraataques… De hecho, uno de los padres nos ha dicho a los entrenadores que esos 20 minutos han sido de los mejores que han jugado en toda la temporada. Los críos al final del partido han preguntado si habíamos ganado. Les hemos dicho el resultado y le hemos quitado hierro al asunto porque, a pesar de la derrota, han hecho cosas muy bien. Y ojo, esta derrota nos deja en tercera posición y, de momento, fuera de las eliminatorias. Pero los chicos son conscientes de cómo han jugado y, a pesar de la primera parte horrorosa que han hecho, en la segunda han jugado muy bien. ¿Con qué me quedo? Lógicamente con las cosas a mejorar, hay mucho trabajo por hacer, pero también me quedo con que, sin haberles dicho nada, los que estaban en el banquillo han empezado a animar a sus compañeros.

Y creo que en minibasket esa parte, la de generar sentimiento de grupo, que todos sean una piña, que se apoyen, que confíen unos en los otros, que tomen decisiones aunque sean erróneas… Todo eso, genera un clima de confianza y una predisposición hacia el aprendizaje mucho mayor.

 

Juega con tus personajes favoritos de Netflix en 8 bits

Netflix saca un divertido juego con sus principales protagonistas convertidos en 8 bits

Recientemente Netflix, el servicio de contenido audiovisual bajo demandada y por streaming, ha lanzado su particular homenaje a los grandes protagonistas de sus series.

De esta manera, Pablo Escobar, Marco Polo, Piper Chapman y Mike Wheeler se convierten en los protagonistas de un divertido y sencillo juego llamado Netflix Infinite Runner.

Los personajes de Netflix jugables en 8 bits

El juego, bajo una apariencia de los clásicos de los 80 y principios de los 90, consiste en llevar a nuestro personaje lo más lejos que podamos en los escenarios donde se desarrollan cada una de las series a las que representan contando con la aparición especial de otros protagonistas. Eso sí, habrá que estar pendiente y pulsar la barra espaciadora a tiempo (también se puede hacer doble salto) para evitar que aparezca la tan temida pantalla de “Game Over”.

https://flixarcade.netflix.io/

Personalmente el escenario que más me ha gustado ha sido el de Orange Is the New Black y la aparición estrella de Crazy Eyes y Alex Vause en su versión 8 bits. 😛

Guía de actuación contra el acoso escolar en los centros educativos

La Comunidad de Madrid actualiza su guía de actuación contra el bullying en centros educativos

La Comunidad de Madrid ha publicado una guía de actuación contra uno de los problemas que más se están acentuando en los últimos años en los centros educativos, el acoso escolar.

A lo largo de 71 páginas, este manual acerca el concepto de bullying o acoso escolar y traslada las pautas de prevención, intervención y actuación cuando se dan este tipo de casos.

Despedida del año 2016

Hay años que comienzan de un modo parecido al resto pero terminan por hacerse un hueco privilegiado en nuestra memoria.

Espero que en estos 366 días que pronto dejarás atrás hayas tenido muchos momentos de esa risa contagiosa porque son los mejores… Que hayas tenido y sigas teniendo gente enfrente que no pueda evitar reírse cuando tu lo hagas. Pero también gente de esa que esté cuando no te salgan las palabras pero no necesite rellenar silencios porque nada le resulta incómodo a tu lado.

Y ahora… Mira atrás. Mira atrás y piensa en los once meses que ya han pasado y hazte estas preguntas: ¿Confiaron en ti? ¿Te quisieron? ¿Cumpliste algún sueño? ¿Has hecho al menos un nuevo amigo? ¿Terminaste de leer un libro o te emocionó alguna película? ¿Diste lo mejor de ti en algún momento? Por favor… Dime que has contestado con un rotundo sí a más de una.

Y a ti 2017 solo te pido que ni los días frios me quiten la capacidad de querer hacer las cosas lo mejor posible. No quiero que haya días para olvidar o que si los hay al menos sirvan de lección.

2017… Te pido que este año tampoco me falten las ganas de amar, las de querer a los míos, las de hacerles felices…

Origen: QUERIDO 2016

El negocio de los MOOCs en la educación superior

Descubre la visión de negocio que las plataformas MOOCs llevan asociadas

Desde hace unos años, las plataformas que ofrecen MOOCs (Massive Open Online Courses) no han dejado de crecer y aunque el modelo se base en la gratuidad del mismo, hay que tener en cuenta que tienen unos costes asociados ya que hay que producir el material, realizar la grabación de los cursos, la edición y postproducción de los mismos, subida a la plataforma, dinamización del curso, seguimiento de los alumnos, resolución de dudas, remuneración de los profesores, soporte técnico…

moocs

De esta manera, los MOOCs se conviertenm en un modelo de negocio el cual debe tener un ROI (Return On Investment), un retorno de la inversión que permita comparar el beneficio obtenido con la inversión realizada. Aquí también otros factores importantes como son los KPIs (Key Performance Indicators), indicadores que permiten conocer el estado del negocio y de si se están haciendo bien o mal las cosas. En el caso de los MOOCs los KPIs irían enfocados al número de certificaciones emitidas, al número de matriculados conseguidos, al número de estudiantes que consiguen finalizar el curso. Es importante tener en cuenta que la medición tanto del ROI como de los KPIs debe tener una referencia de tiempo establecida (mensual, semestral, anual) para así conocer si el desempeño que se está realizando es correcto o si por el contrario hay que hacer modificaciones en los procesos para conseguir mejorar los resultados.

Hay que tener en cuenta que estas plataformas, a pesar de haber recibido grandes cantidades de capital, no dejan de ser negocios que están comenzando y que se encuentran en una fase startup por lo que tienen que seguir buscando vías de financiación.

A lo largo de 2015, el negocio de los cursos online, masivos y en abierto generó más de 1.500 millones de dólares en ganancias y la previsión para 2020 se establece en 8.500 millones (Watters: 2015).

De esta manera, los inversores se muestran más que interesados en este tipo de negocios ya que está en auge y saben que les puede retornar grandes cantidades de dinero. No es de extrañar entonces que, de las 20 rondas de financiación que más dinero han conseguido amasar en los últimos años, tan solo 7 empresas correspondían a negocios no educativos y tan solo una de esas siete, General Assembly, no ofrecía clases online.

Algunas de las empresas dedicadas a formación online que han conseguido levantar más dinero en las rondas de financiación son las siguientes (Watters: 2015):

  • HotChalk (Estados Unidos): 230 millones de dólares
  • TutorGroup (Estados Unidos): 200 millones de dólares
  • Lynda (Estados Unidos): 186 millones de dólares
  • Hujiang.com  (China): 157 millones de dólares
  • Udacity (Estados Unidos): 105 millones de dólares
  • 17zuoye (China): 100 millones de dólares
  • Udemy (Estados Unidos): 65 millones de dólares
  • Yuantiku (China): 60 millones de dólares
  • NetDragon Education (China): 52 millones y medio de dólares
  • Genshixue (China): 50 millones de dólares
  • Varsity Tutors (Estados Unidos): 50 millones de dólares
  • Coursera (Estados Unidos): 49 millones y medio de dólares

FutureLearn, aunque no aparece en el listado también ha recibido una fuerte inyección de capital. La plataforma de MOOCs impulsada por Reino Unido ha recibido 13 millones de libras procedentes de la Open University.

El mejor ejemplo de startup exitosa en el mundo de las plataformas que ofertan cursos online masivos y en abierto es Coursera. Los nueve primeros meses de vida de la compañía norteamericana, hacían presagiar un buen futuro a la plataforma y así fue. Dos años después, en 2013, Coursera ya tenía 5.266.200 millones de estudiantes y un catálogo de 532 cursos. Pero el gran hito de Coursera en su segundo año de vida fue la inyección de capital proveniente de las empresas GSV Capital, Laureate Education y Learn Capital que alcanzó los 43 millones de dólares.

Como se puede observar detrás de esa “gratuidad” final ofrecida al estudiante, hay un trabajo que no se ve realmente importante para conseguir que los contenidos de calidad de las universidades de todo el mundo estén disponibles a tan solo un clic de distancia de la población mundial.

Bibliografía:

  • Ayala Bailador, E (2016). El negocio de los MOOCs en la educación online. En M. Meirinhos et al.(Eds) Livro de Atas Conferência Ibérica em Inovação na Educação com TIC-ieTIC 2016 (pp. 35-51)
  • Watters, A. (12 de diciembre de 2015). Top Ed-Tech Trends of 2015: Beyond the MOOC. Recuperado el 30 de diciembre de 2016, de http://hackeducation.com/2015/12/14/trends-moocs

 

Resumen de la temporada 4 de Masters of Sex

Descubre lo que ha dado de sí la cuarta temporada de Masters of Sex

Durante este segundo semestre de 2016 hemos podido disfrutar de la cuarta temporada de Masters of Sex, una de las series que emiten durante la temporada de verano y que, sin lugar a dudas, se está convirtiendo en una de mis favoritas.

masters-of-sex-temporada-4

Escribir una leyenda

Seguimos avanzando a través de los años y nos encontramos de nuevo con Virginia Johnson y Bill Masters haciendo sus avances en el campo de la sexualidad. Continúan con su clínica trabajando juntos y aparecen dos nuevos médicos, la pareja formada por Art y Nancy. Un matrimonio un tanto peculiar que ocultarán su condición a Johnson y Masters. Además, en la clínica seguirá trabajando Betty que continua al cuidado de su mujer Helen y del hijo que ambas esperan.

Fuera de la clínica, seguiremos los pasos de Libby Masters cuya evolución a lo largo de los años es más que palpable dándose cuenta que no tiene que estar atada a ningún hombre y que ella por sí misma puede ser feliz tras tantos años de mentiras. Es muy reveladora una escena entre Libby y Bill donde la primera le cuenta a Bill que a quien quiere es a Virginia y no a ella. Por fin y después de tantos años, Libby consigue ser libre, lucha por lo que quiere y se ha convertido en una mujer imparable.

Esta forma de actuar y de pensar que tiene Libby, contrasta con la de Gini que, a pesar de mostrarse como una mujer fuerte e independiente, es tremendamente frágil por dentro y necesita tener a un hombre a su lado. Por suerte, Bill está ahí para ella, como lo ha estado durante tantos años pero cuando todo parecía ser un final feliz para ambos, comienza a descubrirse la verdad.

Hacia mitad de temporada se incorpora el personaje de Guy (pronunciado “gui” y no “gai”) que se encuentra tocando el piano en una fiesta. A Betty DiMello no le pasa desapercibido que haya tocado dos veces “Don’t rain on my parade” en un corto periodo de tiempo y Guy confiesa que es homosexual.

Betty, es una de las grandes protagonistas de esta temporada ya que tiene que hacer frente al embarazo de su mujer, Helen y especialmente sobrellevar la relación con sus suegros que no aceptan a Betty como pareja de su hija y mucho menos como madre del bebé que esperan.

Como siempre, uno de los fuertes de esta magnífica serie son los diálogos y me gustaría destacar el siguiente que tiene lugar entre Art y Virginia:

Isn’t that true love? Someone who’ll kiss your bruises the same way he kisses your lips, who’s on your side, not when it’s easy, but when it’s damn near impossible, when you yourself don’t think you deserve it?“.

¿No es esto el amor verdadero? ¿Alguien que besa tus magalladuras de la misma manera que besa tus labios, alguien que está a tu lado, no cuando es fácil sino cuando es casi imposible, cuando tú mismo crees que no te lo mereces?

¿Por qué las mujeres no pueden ser grandes deportistas?

Descubre cuáles son las razones que evitan que las mujeres deportistas sean reconocidas en la sociedad

Desde un tiempo a esta parte, las mujeres deportistas reclaman y con toda la razón del mundo más apoyos, mayor seguimiento y dejar de ser acusadas de practicar un deporte más aburrido y menos espectacular que el masculino. De esta manera, ¿cómo puede una deportista ser convincente sin estar rodeada de controversia?

espnw-deportistas

Imagen: Josue Evilla; referencias: Getty Images/AP Photos (4)

Para ello, espnW se puso en contacto con 6 deportistas de éxito y un legendario entrenador de baloncesto femenino para que respondieran a determinadas preguntas relacionadas con el deporte femenino y la sociedad

Ramona Shelburne, redactora en ESPN y ex-jugadora de softball se pregunta “¿por qué las mujeres no pueden mostrar sus sentimientos y ser competitivas? ¿Por qué no podemos estar enfadadas o visiblemente decepcionadas cuando perdemos o no vemos nuestro nombres en los titulares?”

Julie Foudy, ex-jugadora de fútbol, “cree que aún tenemos dudas sobre mostrar lo increíbles que somos. Por supuesto no se trata de llevar literalmente una camiseta que lo ponga o andar diciéndola. Hay arrogancia y hay confianza. A nadie le gusta, independientemente del género, el exceso de confianza. Nosotras, las mujeres, somos terribles en demostrar nuestra grandeza. Siento que ahora, con 45 años, que estoy llegando a ese punto”.

Stacey Nuveman Deniz, jugadora de softball, destaca “no estar segura del concepto o de la expectativa que se tiene puesta en que las mujeres exitosas sean agradables. Creo que la expectativa es ser humilde. La humildad podría ser la cualidad más admirada en una mujer que tenga mucho éxito. Fui una deportista con mucho reconocimiento pero minimizar el éxito ha sido una de mis cualidades más grandes”.

Natasha Watley, jugadora de softball,  se va 8 años atrás cuando perdieron en los Juegos Olímpicos de Pekín la medalla de oro frente a Japón. “Todo el mundo me decía que debía estar orgullosa de haber conseguido la medalla de plata, no todo el mundo tiene la oportunidad de estar en unos Juegos Olímpicos. Lo entendía pero lo que quería decir era que os den a todos. No nos preparamos durante meses para ganar una medalla de plata. Parece que una deportista no está en la disposición de estar dolida al perder”.

Otra de las preguntas lanzadas por Shelburne fue: ¿Es posible para una deportista ser real, atrevida e interesante sin entrar en la oscuridad? ¿O se ve como algo negativo el querer llamar la atención?

Foudy declara que “he escuchado a mucha gente decir que las deportistas necesitan más antihéroes. No pudo estar más desacuerdo. No necesitamos antihéroes, necesitamos más mujeres con grandes personalidades. Necesitamos a gente que promocione esas personalidades. No necesitamos más episodios de violencia doméstica, de accidentes con conductores borrachos, no necesitamos negatividad. Necesitamos a mujeres que estén dispuestas a ser grandes, atrevidas y demuestren el interés periodístico que puede tener el ser una buena compañera y jugadora”.

Geno Auriemma, seleccionador nacional femenino de Estados Unidos y de UConn, se pregunta que “¿por qué las deportistas deben adaptarse al estándar impuesto por los deportistas? Con el fin de ser convincente, ¿hay que mostrarse agresivo, cometer un delito, llevar un arma o ser sancionado por el consumo de drogas? ¿Tom Brady no es competitivo? ¿Tim Duncan? ¿Mike Trout? ¿Por qué crees que la NFL está sancionando el comportamiento idiota? Pues porque no vende más. ¿Por qué las mujeres no pueden ser grandes deportistas?”.

Cat Zingano, luchadora de la UFC, comenta que “siempre se pregunta sobre la falta de “bombo” que he creado. Soy una de las luchadoras más entretenidas que hay hoy en día. También hay aficionados educados que aman y apoyan la evolución del deporte femenino. Pero parece que tienes que tener una historia, ser guapa y tener la habilidad de crear dramas para tener fans y estar bien pagada. 

Recientemente me comentaron que usara mis puntos fuertes ya que soy madre soltera y tengo una historia. Pero prefiero llevar pantalones y atarme el pelo en una coleta. Pero, para seguir avanzando en mi carrera, tengo que trabajar más duro. Solo quiero trabajar duro para mi deporte. Quiero que mis logros personales y mi ética de trabajo hablen por mí“.

Demus, destaca que “desde que era niña, mi objetivo era ser el mejor. Así era. No fue hasta que mi hice profesional cuando me dijeron que debía centrarme en mi marca y cómo llegar hasta el público.

Watley también apoya las palabras de Geno Auriemma: ¿Cuándo las mujeres serán elogiadas por ser simplemente deportistas fenomenales?

Auriemma sigue con su alegato y mantiene “que en el deporte de mujeres no se debe aspirar a ser como los hombres. Debemos trabajar muy duro para seguir mostrando por qué nuestro comportamiento es más aceptable y a largo plazo más atractivo para la próxima generación de fans”.

Esas palabras tanto de Auriemma como de Watley van en la línea de las que dijo Simone Biles tras arrasar en Río 2016 en la categoría de gimnasia. Mientras los medios la comparaban con la próxima Michael Phelps o Usain Bolt, ella dijo: “No soy la próxima Michael Phelps o Usain Bolt. Soy la primera Simone Biles

¿Cuál será el futuro del deporte femenino en 5 o 10 años?

Foudy tiene claro lo que no va a cambiar, “la atención que se presta al aspecto físico en lugar de al talento. Por mucho que lo veamos molesto, esta es la realidad de la sociedad y es bastante triste que siga existiendo”.

Zingano termina la entrevista declarando que “si fallo intentando hacer las cosas diferentes no pasa nada. Pero, ¿y si tengo éxito haciendo las cosas de manera diferente? Claro que sí”.

Fuente: http://www.espn.com/espnw/voices/article/17672927/we-need-another-hero