Categoría: Series que veo

Resumen de la temporada 4 de Masters of Sex

Descubre lo que ha dado de sí la cuarta temporada de Masters of Sex

Durante este segundo semestre de 2016 hemos podido disfrutar de la cuarta temporada de Masters of Sex, una de las series que emiten durante la temporada de verano y que, sin lugar a dudas, se está convirtiendo en una de mis favoritas.

masters-of-sex-temporada-4

Escribir una leyenda

Seguimos avanzando a través de los años y nos encontramos de nuevo con Virginia Johnson y Bill Masters haciendo sus avances en el campo de la sexualidad. Continúan con su clínica trabajando juntos y aparecen dos nuevos médicos, la pareja formada por Art y Nancy. Un matrimonio un tanto peculiar que ocultarán su condición a Johnson y Masters. Además, en la clínica seguirá trabajando Betty que continua al cuidado de su mujer Helen y del hijo que ambas esperan.

Fuera de la clínica, seguiremos los pasos de Libby Masters cuya evolución a lo largo de los años es más que palpable dándose cuenta que no tiene que estar atada a ningún hombre y que ella por sí misma puede ser feliz tras tantos años de mentiras. Es muy reveladora una escena entre Libby y Bill donde la primera le cuenta a Bill que a quien quiere es a Virginia y no a ella. Por fin y después de tantos años, Libby consigue ser libre, lucha por lo que quiere y se ha convertido en una mujer imparable.

Esta forma de actuar y de pensar que tiene Libby, contrasta con la de Gini que, a pesar de mostrarse como una mujer fuerte e independiente, es tremendamente frágil por dentro y necesita tener a un hombre a su lado. Por suerte, Bill está ahí para ella, como lo ha estado durante tantos años pero cuando todo parecía ser un final feliz para ambos, comienza a descubrirse la verdad.

Hacia mitad de temporada se incorpora el personaje de Guy (pronunciado “gui” y no “gai”) que se encuentra tocando el piano en una fiesta. A Betty DiMello no le pasa desapercibido que haya tocado dos veces “Don’t rain on my parade” en un corto periodo de tiempo y Guy confiesa que es homosexual.

Betty, es una de las grandes protagonistas de esta temporada ya que tiene que hacer frente al embarazo de su mujer, Helen y especialmente sobrellevar la relación con sus suegros que no aceptan a Betty como pareja de su hija y mucho menos como madre del bebé que esperan.

Como siempre, uno de los fuertes de esta magnífica serie son los diálogos y me gustaría destacar el siguiente que tiene lugar entre Art y Virginia:

Isn’t that true love? Someone who’ll kiss your bruises the same way he kisses your lips, who’s on your side, not when it’s easy, but when it’s damn near impossible, when you yourself don’t think you deserve it?“.

¿No es esto el amor verdadero? ¿Alguien que besa tus magalladuras de la misma manera que besa tus labios, alguien que está a tu lado, no cuando es fácil sino cuando es casi imposible, cuando tú mismo crees que no te lo mereces?

Black Mirror y la necesidad de sentirse aceptado

Black Mirror continúa su tendencia de analizar lo que se esconde tras la tecnología

Recientemente se ha estrenado la tercera temporada de Black Mirror. En total 6 capítulos que siguen analizando la importancia y la dependencia que las tecnologías tienen en nuestras vidas aunque presentadas en un escenario distópico.

Producida por Netflix, esta temporada arranca con el capítulo Nosedive (Caída en picado) donde nos muestra el día a día de Lucie Pounds y de la sociedad alternativa que representa esta gran serie. Con lo primero que nos encontramos son con las valoraciones continuas que se realizan al resto de personas por sus interacciones (conversaciones, saludos, hechos) y por los materiales que cuelgan en la web.

Estas valoraciones abarcan desde el 1 al 5 siendo 1 la más baja y 5 la máxima, por lo que aquellas personas que tienen medias superiores al 4,5 son considerados como la élite mientras que aquellos que no superan el tres comienzan a ser repudiados y no aptos para la vida en la sociedad.

Lucie Pounds, se encuentra ante una gran oportunidad de mejorar su puntuación tras la invitación de Naomi, su gran amiga de la infancia, a su boda como dama de honor. Una ceremonia a la que acudirán personas con una reputación superior a la de 4.5.

Nosedive, representa así la necesidad de sentirse aceptado y puntuado por la sociedad. Es lo que sucede actualmente con nuestras publicaciones en redes sociales. En cuanto subimos algún contenido a las redes, esperamos rápidamente la aceptación y puntuación por parte de nuestros seguidores. Buscamos un RT, un Me gusta…, una retroalimentación que nos asegure que lo que publicamos gusta. Es decir, buscamos, deseamos y queremos la aceptación de los demás tanto en la red como en la “vida real”.

¿Es tanta la dependencia de ser aceptados? ¿Nos afectan los comentarios negativos? ¿Nos duele no tener la repercusión que habíamos previsto al lanzar nuestra publicación?

Pitch o cómo una mujer llega a lo más alto del béisbol

Pitch narra la llegada de Ginny Baker a la MLB

Pitch es una de las nuevas series que ha llegado este temporada a la parilla de la televisión en Estados Unidos y narra la vida de Ginny Baker, una chica, recién licenciada y que se convierte en la primera mujer en toda la historia en llegar a una de las grandes ligas (NHL, NLF, NBA y MLB) de Estados Unidos. En este caso, Baker, se convierte en la primer mujer en jugar la Major League Baseball al entrar en la disciplina de San Diego Padres.

pitch-serie

Su llega al vestuario de los Padres revoluciona a todo la franquicia, desde los jugadores que no ven con buenos ojos que una mujer compita con ellos hasta la directiva pasando por el entrenador.

De esta manera, Ginny Baker, se ve relegada a cambiarse en un baño al no disponer de vestuarios y aguantar los comentarios machistas y fuera de lugar ya que, la gran mayoría de sus compañeros, no la ven válida para estar en la élite del béisbol.

Así, Baker, se convierte en el punto de mira de todo el mundo pero, el principal problema, al que se enfrenta es al de la fama y especialmente al de la crítica tras no cumplir con las expectativas en sus primeras apariciones en el campo. De hecho, el mayor problema al que se enfrenta en el campo, son sus limitaciones físicas frente a sus compañeros y es que su bola rápida es demasiado lenta en comparación con los chicos por lo que recurre a un lanzamiento que le enseñó su padre y que pone en graves problemas a los bateadores.

La serie muestra el día a día de la joven Baker y los problemas a los que se tiene que enfrentar por ser mujer en un mundo repleto de hombres y por haberse convertido en toda una estrella mediática. Este último, es uno de los aspectos con los que más le cuesta lidiar a Ginny Baker.

El reparto está formado por:

 

UnREAL sorprende en la segunda temporada

UnREAL nos sigue mostrando los entresijos de Everlasting en su segunda temporada

Lo confieso. Estoy completamente enganchada a UnREAL. Comencé a verla durante el verano gracias a una reseña que vi en el periódico escrita por Aloña Fernández Larrechi donde hablaba de esta serie y me puse a verla.

La primera temporada fue buena pero la segunda, para mí, ha sido bastante superior. Y es que en Everlasting nada es lo que parece y todo, absolutamente todo, se hace para que las audiencias sean lo más altas posibles y permitan una nueva renovación del programa que ha encumbrado a Quinn King y a Rachel Goldberg como productoras ejecutivas.

De esta manera, UnREAL nos trae una nueva temporada del programa de citas Everlasting que viene cargado de novedades. Por primera vez, en toda la historia del programa el pretendiente es negro, Darius Beck, un reputado quaterback de la NFL que está preparando su salida del fútbol americano para adentrarse en nuevos proyectos.

Las wifeys de esta edición reclutadas por Ray y Madison bajo la supervisión de Rachel y Quinn representan todo el espectro posible. Tiffany, hija del dueño de un equipo de fútbol americano, Chantal, perdió a su novio en un accidente, Ruby, reclutada en los pasillos de la universidad, Everlasting representa todo lo opuesto a su manera de ser y pensar, Yael, también denominada “Hot Rachel” por su gran parecido físico con la ayudante de producción, y así hasta completar el elenco completo de pretendientas para Darius Beck.

A lo largo de estos diez episodios podremos conocer un poco más a las verdaderas artífices de este programa, Rachel y Quinn. Veremos a estas dos mujeres tan poderosas caer en lo más hondo para luego intentar recuperarse mostrando su fragilidad. Además, la llegada de un nuevo productor premiado por sus documentales, Coleman Wassermann, dará un vuelco en el set de grabación y le romperá los esquemas a Rachel.

Además, también habrá sitio para Adam el pretendiente de la primera temporada que llegará para intentar reconducir el programa tras las dificultades e imprevistos que van surgiendo durante la grabación del programa de citas más seguidos de los Estados Unidos.

Igual que sucedió con la temporada pasada, Everlasting finaliza con la decisión final del pretendiente y muchos más elementos que introducen la temática de la tercera temporada.

Tatiana Maslany y Sarah Paulson triunfan en los Emmys

Tatiana Maslany y Sarah Paulson se alzan con su primer Emmy

Aunque para la crítica las grandes ganadoras de estos Emmys hayan sido Juego de Tronos (mejor serie, mejor dirección y mejor guión dramática) y de The People v. O.J. Simpson: American Crime Story, para mí lo han sido Tatiana Maslany y Sarah Paulson.

No vamos a decir nada que no esté ya dicho de Tatiana Maslany. Ella lidera el elenco de Orphan Black interpretando ella sola a Helena, Sarah Manning, Alison Hendrix, Cosima Niehaus y Rachal Duncan como personajes principales. Además, de haberse puesto en la piel de otra casi docena de personajes .¿Su principal valor? Ya no solo que una sola persona sea capaz de ponerse en la piel de tantos personajes sino la facilidad que tiene para que se sepa reconocer a un club de otro. Los acentos, la forma de hablar, de expresarse, o incluso de bailar.

Tatiana Maslany también estuvo nominada el año pasado a los Emmys pero el premio a mejor actriz dramática recayó en Viola Davis por su papel de Annalise Keating en How to Get Away with Murder siendo, además, la primera mujer negra que recibía este galardón. Pero, ahora si, la academia se ha dado cuenta del talento de la canadiense premiándola con su primer Emmy por su labor al frente de Orphan Black.

Y la segunda gran protagonista de estos Emmys, ha sido Sarah Paulson que, en su sexta nominación, por fin ha conseguido sumar su primera estatuilla. Las cuatro últimas nominaciones habían sido por los papeles que ha ido desempeñando en la antología American Horror Story (memorables los papeles en Asylum, Coven y Hotel) pero ha sido por su papel como Marcia Clark (fiscal del caso del caso de O.J. Simpson) en The People v. O.J. Simpson: American Crime Story con el que, por fin, ha conseguido el reconocimiento que se merece como actriz. En su discurso tras recoger el premio, tuvo palabras para la propia Clark que fue su acompañante diciendo que “la responsabilidad de interpretar a un personaje real es enorme. Quieres hacerlo bien ya no solo por ti sino por los demás. Yo, junto al resto del mundo, he sido muy superficial al juzgarte y me alegra poder ser capaz de estar aquí delante de todo el mundo hoy y poder decir que lo siento“.

Además, Sarah Paulson finalizaba su discurso agradeciendo a Ryan Murphy (creador de Glee, American Horror Story y American Crime Story, entre otras) por “haberme cambiado la vida“.

 

AHS: My Roanake Nightmare

American Horror Story estrena su sexta temporada con el capítulo My Roanoke Nightmare

El 14 de septiembre ha sido la fecha marcada para todos los seguidores de la saga American Horror Story ya que era el día en el que se producía el estreno de la sexta temporada. Una temporada que ha estado rodeado de un halo de misterio. Hasta 24 avances de lo que podía ser esta nueva tanda de capítulos y con los que Ryan Murphy ha jugado al despiste.

Pero, la verdad, además de estar ahí fuera, se ha descubierto esta pasada madrugada. La temática aún no está clara pero con el primer capítulo hemos asistido a una nueva narrativa completamente inédita y, no es otra que la del documental.

My Roanake Nightmare“, se presenta como lo nuevo de American Horror Story. Este hecho hace referencia al misterio de la Colonia Perdida en la cual desaparecieron 117 personas en 1590 y el cual se cita en el capítulo once de la primera temporada (AHS: Murder House)sobre el minuto 18, recalcando así la importancia de que todas las temporadas en mayor o menor medida están relacionadas entre sí.

AHS: My Roanoke Nightmare

Además, la principal novedad de esta sexta temporada es el formato que ha utilizado para narrar los hechos. Esta grabado como si fuera un documental que narra los acontecimientos sucedidos a la pareja formada por Shelby y Matt que, tras vivir un altercado en la calle, deciden alejarse de la ciudad para acabar viviendo en el bosque. Así, podemos encontrar las declaraciones hechas por los verdaderos Shelby (Lily Rabe), Matt (Andre Holland) y la hermana de Matt, Lee (Adina Porter) cuya representación está hecha por Sarah Paulson, Cuba Gooding Jr y Angela Bassett respectivamente. Es decir, nos encontramos con una doble narrativa donde los protagonistas reales cuentan su historia en formato de entrevista y los intérpretes cuenta cómo fue vivir esa experiencia.

De esta manera, mientras Matt va al trabajo, Shelby se queda en casa donde escucha y le suceden cosas extrañas (como que lluevan dientes). Matt preocupado por su mujer decide recurrir a su hermana Lee, una ex-policía enganchada a los analgésicos, para que esté a su lado, además de instalar cámaras de seguridad.
Pero, a pesar de los intentos de Matt por mantener a salvo a su mujer y a su hermana, ambas ven una grabación más que inquietante y Shelby huye a toda velocidad de su casa donde tras un suceso se adentra en el bosque. Un lugar al que nunca debería haber llegado…

Pequeñas Mentirosas nos toma el pelo

Semana tras semana Pequeñas Mentirosas nos sigue tomando el pelo

Hace unas semanas comenzó la séptima y última temporada de Pequeñas Mentirosas con la promesa de saber quién es realmente -A y quién ha tramado todo el plan de hacer daño a nuestras “liars” favoritas: Spencer, Ali, Emily, Aria y Hanna.

Pero, nuestra querida Marlene King, productora de la serie, ya ha dejado entrever la posibilidad de que pueda haber una octava temporada alargando así la agonía de saber quién narices es -A. Una duda que debía haber sido resuelta hace mucho tiempo porque la serie se ha convertido en un auténtico sinsentido en las dos últimas temporadas.

Esta séptima temporada comenzaba con un salto temporal de 5 años donde podíamos ver a las mentirosas más famosas de la televisión mucho más maduras, con sus estudios universitarios ya finalizados y algunas ya hasta con una carrera profesional más que exitosa como es el caso de Alison siendo profesora del instituto y a Spencer irreconocible y mucho más madura habiéndose dejado flequillo. De hecho, a mí me costó reconocerla cuando salió. ¡Se le nota mucho el paso del tiempo! Pero, ojo, los cambios no fueron tan solo a nivel físico y personal sino que en el plano amoroso las cosas estaban más que cambiadas. Ojo, que vienen spoilers…

Aria comenzaba la temporada estando con Liam, un compañero suyo de la editorial donde trabajaba. Pero, de repente, se encuentra con Ezra y vuelven a aparecer todos esos sentimientos que Aria sentía por su antiguo profesor de instituto. Ezra a su vez está pasando por un mal momento ya que su novia, Nicole, está en paradero desconocido (posiblemente muerta) tras haber sido secuestrada en Colombia. Espectacular la escena en la que Ezra escribe a Aria diciendo que Nicole no era una de las rehenes liberadas…

Alison tras hacer frente a la muerte de su hermana Charlotte se casa con Elliot el médico que la ha estado tratando. Pero, como todo lo que tiene que ver con los DiLaurentis parece estar maldito, Elliot resulta no ser quien decía ser y acaba empotrado en la luna del cristal del coche conducido por Hanna. Además, como Elliot resulta ser un bicho, decide ingresar a Alison en el psiquiátrico donde la droga y le hace creer cosas que no son así. Y por si no tuviera suficiente Alison, de repente, aparece su tía, Mary Drake, que es clavadita a su madre (en PLL ningún actor engrosa las listas del paro porque les repescan de vez en cuando) para ayudarla y contarle cositas que no sabía sobre su familia.

De todo el grupo de amigas la que parece que sigue con el lerdo subido es Emily, no ha terminado aún la carrera, le quedan un par de asignaturas pero regresa a Rosewood para trabajar en Radley que ha dejado de ser el psiquiátrico para ser un hotel regentado por la madre de Hanna.

¿Y qué contar de Emily? Pues que es sosa hasta para hacer el ¡shhhhhhh! que aparece en la cabecera de la serie:

Ahora con el regreso de Paige parece que la cosa se pone un poco interesante. ¿Con quién se quedará Emily? ¿Se resolverá la tensión sexual con Alison? ¿Seguirá con Sabrina, su nueva conquista? ¿Volverá con Paige? ¿Seguirá siendo igual de lerda?

Spencer se encuentra volcada en la carrera política de su madre, Verónica Hastings, que ha sido elegida Senadora. Pero, en estos últimos cinco años ha estado viajando, se ha separado de Toby para caer en las redes de Caleb. Sí, Caleb y Spencer forman la pareja con menos química de toda la historia de la televisión. Toby, mientras tanto, se encuentra montando una casa que, en principio, iba a ser para Spencer pero ahora se encuentra comprometido con Yvonne.

Y llegamos a Hanna que ha resultado ser la más lista del grupo. Con un trabajo de éxito en Nueva York decide romper su compromiso con su novio porque sigue enamorada de Caleb y Caleb de ella. Aún no se ha producido el paso pero llegará porque si hay una pareja que se merece un final de “y comieron perdices” son ellos. Pero, regresando a lo importante, Hanna se ha erigido como la líder del grupo y ha comenzado a actuar por su cuenta e ir tras la persona que las lleva atemorizando durante tanto tiempo ante la inutilidad y pasividad de sus amigas. ¡Un aplauso para Hanna por tomar la iniciativa!

¿Y nosotros? Pues aquí seguimos, siguiendo esta serie llena de despropósitos semana tras semana…