Categoría: Random – Un poco de todo

El fenómeno de OT en redes sociales

Cómo ha impactado OT en redes sociales

No hay lugar a dudas. La nueva edición de Operación Triunfo se ha convertido en el fenómeno social de 2017 y de este 2018 y así lo demuestran las redes sociales, especialmente twitter, donde día tras día, se cuela entre los temas más comentados.

Desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la madrugada, independientemente de si hay o no emisión en directo, entre los trending topic se cuela el programa que se emite por televisión española y que los lunes, coincidiendo con la emisión de la gala y el chat, copa ya no solo las tendencias españolas sino también las mundiales.

Reconozco que soy una de las personas que ha caído en las redes de OT 2017. Veo los resúmenes diarios que cuelgan en el canal de youtube, veo las galas en directo, sigo los pases de micros y también lo comento en mi twitter.

Y es aquí donde quiero comenzar el análisis del impacto que está teniendo OT en redes sociales, en este caso, bajo mi propia experiencia. La utilización que hago de twitter es a nivel personal y tiene cabida casi cualquier tema: baloncesto femenino, series, películas reflexiones, frases, chorradas varias, deporte y OT. Y es el programa musical el que me está dando tasas de interacciones que en la vida había tenido.

Para muestra un tweet que he publicado esta mañana con el ensayo de Ana Guerra que esta noche en la #OTGala9 interpreta Cabaret.

¡En menos de una hora ya ha tenido 2.500 reproducciones y 7.000 impresiones!

Otro de los tweets que han tenido mayor repercusión ha sido el siguiente:

El vídeo tiene más de 17.000 reproducciones y más de 73.000 impresiones

Y, por último, otro de los que más RT y Me gusta ha acumulado con más de 35.000 impresiones:

De hecho, echando un vistazo a las analíticas que ofrece twitter, en diciembre obtuve más de 450.000 impresiones cuando lo habitual en mi caso es rondar las 50.000.

Lo que sí me llama la atención es que, a pesar de que algunos de mis tweets tengan tanto alcance, los seguidores apenas se hayan incrementado. Y eso es algo que me llama poderosamente la atención…

Seguiremos investigando y analizando 😉

Anuncios

Una cantante italiana es sometida a tocamientos mientras cantaba

Dónde está el límite entre una broma y un abuso sexual

Nos trasladamos a Italia donde hace unos días la cantante Emma Marrone se encontraba ensayando una canción para un programa del país. Durante su actuación, se puede observar cómo el bailarín comienza a tocarle de una manera demasiado lasciva. Tal él es el agobio que le produce a la cantante que ésta le dice al bailarín que un poco menos. El bailarín hace oídos sordos y sigue con su “coreografía” hasta que Marrone le empuja y se lo quita de encima.

El título del vídeo ya avisa de que se trata de una broma de la televisión italiana pero, ¿dónde está el límite entre una broma y un acto obsceno y de abuso? La verdad, es que la línea cada vez es más fina. Luego se acusa a las mujeres de estrechas y de difíciles cuando en las imágenes se ve la incomodidad reflejada en el rostro de la cantante. Ya que es eso, una cantante que representó a Italia en Eurovisión el pasado 2014.

Esta misma mañana, en “El programa de Ana Rosa” (sí, a veces sale mi vena cotilla), estaban repasando la actualidad de Supervivientes y hablaban de la relación de Gloria Camila y su novio Kiko. Por lo visto, ambos se encuentran separados (desconozco la mecánica del concurso este año) y a Kiko le ha dado un tremendo ataque de celos porque Gloria Camila se encontraba hablando con otro chico. Kiko, ha dado entender que era de su propiedad y que luego ella no viniera pidiéndole follar.

A mí me resulta curioso que estos chicos, que no llegan a los 25 años, tengan una mentalidad tan retrógrada y machista cuando debería la generación más abierta de mente y comprensiva de la historia porque es lo que han vivido y mamado desde que eran pequeños. Pero no, nos encontramos con chicas y chicos machistas, posesivos, celosos, totalitarios…

Y mientras tanto, seguimos sumando nuevos casos de violencia, de abuso y acoso que nos tomamos como bromas cuando, lógicamente, no lo son.