Categoría: Baloncesto

¿Formar o ganar a toda costa? ¿Son ambas compatibles?

Dudas sobre la formación a los chavales a través del deporte

Uno de los últimos artículos que han tenido bastante eco por redes sociales ha sido el de Minibasket y los cerradores de acta.

low-angle-view-of-basketball-hoop

Desde hace unas temporadas se aplica una normativa en la que cuando se alcanza, en categorías de minibasket e infantiles la diferencia de 50 puntos, se deja de anotar los puntos y solo se van sumando las faltas.

La principal argumentación a esta regla es que así se evita que los equipos de nivel inferior se vayan a casa sin haber sido humillados. Yo llevo jugando a baloncesto desde hace muchos, muchos años, y esta regla a mí no me ha aplicado como jugadora pero sí me acuerdo que en minibasket antes había una regla en la que si te presionaban en los tres primeros cuartos y decías “campo”, las defensoras se tenían que ir a mediocampo a defender. Esa norma se estuvo aplicando hasta mi primer año de alevín, incluido. En segundo, recuerdo que jugamos contra un equipo de Valladolid y allí sí debía estar vigente porque no dejaban de decir campo mientras nosotras presionábamos pasando de lo que decían…

Como jugadora no me ha llegado a aplicar lo del cierre de acta pero como entrenadora sí, igual que el follón de jugar los seis periodos de ocho minutos. Este cambio en el formato de juego, personalmente no me gusta porque si existe mucha diferencia entre los jugadores buenos y los menos buenos, cuadrar todos los periodos es bastante complicado. De hecho, ha habido ocasiones en las que he estado más de media hora intentando que todos los quintetos quedaran más o menos compensados y que todos jugaran más o menos lo mismo. No hay que olvidar que aparte de entrenadores también somos formadores, especialmente en categorías como minibasket.

¿Ganar es importante? Por supuesto. Pero, no lo es todo… Igual de importante es saber ganar como saber perder. Por suerte, me ha tocado dirigir a equipos muy diferentes, con niveles muy dispares. Equipos que funcionaban solos y otros equipos en los que ha tocado remar mucho contracorriente, porque hacerse a los chavales y que los chavales se hagan a ti, es muy complicado. Además de entrenadora, eres profe, eres madre, eres médico, eres enfermera, eres amiga, eres compañera, eres psicóloga, eres un poco de todo… Hay que conocer muy bien a los críos y saber qué funciona con ellos: al que le puedes meter caña, al que le puedes gritar para que se espabile, al que hay que explicarle las cosas mil veces, al que darle un poco más de cariño, etc.

He tenido bastantes entrenadores y de casi todos guardo un buen recuerdo, pero los mejores, sin lugar a dudas, fueron los que me entrenaron en minibasket. Gracias a ellos, conseguí amar tanto este deporte y parte de como soy, se lo debo al baloncesto. Además, es muy bonito cuando después de tantos años, te reencuentras con los chavales, te reconocen y se acuerdan de ti. Creo que es un orgullo para cualquier entrenador, el ser capaz de generar esos sentimientos en sus jugadores.

Por eso, en categorías inferiores tenemos que ser ejemplo. Ser formadores, educadores y todo lo que sea necesario para que nuestros jugadores consigan ser mejores personas gracias al deporte y a los valores que éste genera.

person-nets-basketball-net

Me estoy desviando del tema principal, pero escribir sobre baloncesto me remueve mucho… Vuelvo a la formación y el ganar a toda costa. De manera ininterrumpida llevo entrenando ya 11 años.He estado en diferentes clubes y en tantas temporadas he visto de todo. Tengo grabado a fuego en mi memoria un partido que jugamos fuera y el entrenador del otro equipo (un señor ya bastante mayor) insultaba a sus jugadores diciendo que si eran tontos, que estaban haciendo el idiota… Yo me quedé alucinada porque creo que el entrenador debe y es un ejemplo a seguir por sus chavales. Pero, la temporada pasada y, esta vez, en calidad de público, una entrenadora le dijo en palabras textuales a sus niños que “eran unas nenazas“. Repito, una entrenadora. Sí. Una entrenadora. ¿Desde cuándo hacer algo como una chica es algo malo?

Vaya por delante que no soy perfecta ni como persona ni como entrenadora, pero si tengo algo claro es que a los chavales hay que tratarle con mucho cariño y sobre todo con respeto. A veces se nos olvida que la figura del entrenador/formador/profesor aparte de ser un líder, es un modelo a seguir.

¿El resultado es importante? Claro que lo es. Quien diga que lo importante es participar, miente. Y miente mucho. Ganar es importante pero no es lo fundamental. Hoy, sin ir más lejos, hemos perdido por 18 puntos contra un equipo al que ganamos por dos puntos en la primera vuelta. La primera parte ha sido un completo desastre: cada uno haciendo la guerra por su cuenta, sin pasar a los compañeros, la defensa horrorosa… Pero, en la segunda, se han quitado la mochila de 200kg que parecían llevar a la espalda y el partido ha sido completamente diferente. Muchos pases, jugadas bonitas, contraataques… De hecho, uno de los padres nos ha dicho a los entrenadores que esos 20 minutos han sido de los mejores que han jugado en toda la temporada. Los críos al final del partido han preguntado si habíamos ganado. Les hemos dicho el resultado y le hemos quitado hierro al asunto porque, a pesar de la derrota, han hecho cosas muy bien. Y ojo, esta derrota nos deja en tercera posición y, de momento, fuera de las eliminatorias. Pero los chicos son conscientes de cómo han jugado y, a pesar de la primera parte horrorosa que han hecho, en la segunda han jugado muy bien. ¿Con qué me quedo? Lógicamente con las cosas a mejorar, hay mucho trabajo por hacer, pero también me quedo con que, sin haberles dicho nada, los que estaban en el banquillo han empezado a animar a sus compañeros.

Y creo que en minibasket esa parte, la de generar sentimiento de grupo, que todos sean una piña, que se apoyen, que confíen unos en los otros, que tomen decisiones aunque sean erróneas… Todo eso, genera un clima de confianza y una predisposición hacia el aprendizaje mucho mayor.

 

Anuncios

Anna Cruz: “En mi carrera esa mala suerte había sido una constante”

España hace historia y se cuela, por primera vez, en una semifinal de unos Juegos Olímpicos

Hoy, hoy todo son halagos hacia la selección femenina de baloncesto. Un canastón de Anna Cruz sobre la bocina daba la victoria a España frente a Turquía en un partido en el que a falta de 3 minutos se veía muy negro. Exageradamente negro cuando la selección iba 8 puntos abajo, 52 a 60. En ese punto, se erigió en líder Anna Cruz, la segunda jugadora después de Amaya Valdemoro en conseguir un anillo de la WNBA, que lideró la remontada y la culminó con un churro, seamos sinceros, fue una auténtica mandarina (la hubiera firmado el mismo Sergio Llull) la que lanzó a falta de 7 décimas para el final pero entró. ¿La técnica? ¿La mecánica? Da igual. El caso es que entró.

Anna Cruz, la encarnación del trabajo, del esfuerzo, del sacrificio. La que sin apenas hacer ruido lleva una carrera meteórica desde hace unos años. Rivas Ecópolis fue su último equipo antes de entrar en el numeroso grupo de jugadoras que abandonan España para irse a otras ligas más competitivas y se fue a la fría Rusia. Ya en su último año en España se pudo ver cuánto había mejorado Anna Cruz. Su velocidad seguía estando ahí, su juego vertical y al aro era letal pero añadió el tiro de mediana y lejana distancia y mejorando sus porcentajes se ha ido haciendo una jugadora cada más letal y más complicada de defender. Sin olvidar el trabajo defensivo que hace, ahogando una y otra vez a sus atacantes.

Retrocedemos a 2013. Ese año donde España, 20 años después, revalidaba el título de campeona de Europa ante Francia, en Francia y con todo el pabellón en contra en lo que yo recuerdo como uno de los mejores partidos y uno de los mejores torneos que he visto de la selección española (mi favorito sigue siendo el del Europeo de 2003 y la remontada ante Polonia). Pero, Anna Cruz no llegaba a tiempo para formar parte de la historia del baloncesto femenino en España por una lesión de tobillo de la que no se pudo recuperar. Formó parte de la concentración pero Lucas Mondelo decidió que fuera el último descarte al no estar al 100%.

Avanzamos hasta el pasado Eurobasket de Hungría y Rumanía donde España se colgó el bronce al derrotar a Bielorrusia en el partido por el tercer y cuarto puesto. Anna Cruz volvió a ser fundamental para los intereses patrios en los cuartos de final frente a Montenegro. A falta de 9 segundos para el final la española cogía el balón y con un tanteo de 72 a 74 conseguía anotar y sacar la falta. Cruz anotaba el tiro libre y en la siguiente defensa Montenegro no conseguía meter canasta.

Anna Cruz como a todos los deportistas le ha tocado vivir la cara y la cruz del deporte. La cruz la representa haberse perdido ese oro en el Eurobasket y cuando se alzaba como campeona de la WNBA recordaba ese momento declarando que “cuando el oro Europeo no puede estar y en mi carrera esa mala suerte había sido una constante. Al final tuve mi recompensa a todas las cosas menos buenas que me habían pasado en un verano para el recuerdo”.

Las chicas de baloncesto ya han hecho historia clasificándose para las semifinales de unos Juegos Olímpicos. Pero, lo que han demostrado es que no se conforman con nada y darán lo mejor de sí mismas en la semifinal ante Serbia para conseguir llegar a la final y asegurar una medalla olímpica.

Esta España, hay que recordar, fue la misma que en 2011 se volvió a casa en octavos de final en aquel fatídico partido contra Croacia. Esa misma que desde entonces se ha colgado medalla en todos los torneos que ha disputado (Oro en el Eurobasket de 2013, plata en el Mundial de 2014 y bronce en el Europeo de 2015). Esa España que en los últimos  8 europeos se ha colgado 7 medallas. Ahí es nada.

 

Más rápido, más alto, más fuerte

Citius, altius, fortuis. Faster, higher, stronger. O lo que es lo mismo más rápido, más alto, más fuerte

El lema del deporte. Un lema de vida. Tres palabras pronunciadas por el barón Pierre de Coubertin en la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna celebrados en Atenas en 1896.

Palabras que se pueden aplicar ya no solo al deporte sino a cualquier situación cotidiana. El afán de superación, de trabajo, de ser más, de querer siempre más, no conformarse, seguir adelante. Creer. Creer en uno mismo. Creer en la capacidad. Creer en que es posible. Autoconfianza.

Son ya diez años los que llevo escribiendo en internet. Y un 2 de enero de 2011, comencé a escribir aquí. 6 años, se dice pronto. 6 años en los que he publicado más de 700 entradas y algunas de ellas de carácter muy personal. Sé que no escribo igual ahora que hace 6 años, ni que quizás hace uno. Lo único que sé es que esto que lees, es lo que soy. Soy la pesada del baloncesto femenino, la entusiasta de las redes sociales, la que ve series por un tubo, la que juega a videojuegos, la loca de los MOOCs, soy yo y parafraseando a Vega “Soy yo y ha de bastar“.

Gracias a este blog y al de baloncesto femenino y, junto a las redes sociales, he podido dar difusión y llegar a gente que, a priori, es completamente inaccesible en mi día a día. María Villalón o la citada anteriormente,Vega, han leído lo que, en su momento, escribí. Hoy, gracias a las redes sociales cualquier persona es accesible, para lo bueno y para lo malo.

Este nuevo tipo de comunicación facilita que las relaciones entre personas sean más fáciles poniéndonos en contacto con millones de usuarios afines. Muchos se cuestionan si los lazos que se crean son ficticios o reales pero lo que está claro es que nos sitúa a todos en un eje horizontal, sin jerarquías, donde cualquiera puede tratar de tú a tú a cualquier persona. Las redes sociales nos igualan, nos hacen participar, nos hacen ser parte de una comunidad, nos permiten saltar y que alguien nos recoja antes de tocar el suelo, nos sirven de desahogo, de altavoz, nos dan la actualidad al segundo, nos reímos, lloramos, sirven para descubrir, para conocer,… Nos hacen ir más rápido, llegar más alto, ser más fuertes

¿A qué viene toda esta reflexión? Pues porque a la cuenta de @basketfem, la cual deberías seguir si no lo estás haciendo ya :P, hoy se le ha sumado Raffaella Masciadri, jugadora de baloncesto perteneciente a Famila Schio e internacional por Italia. Todos los seguidores son importantes, por supuesto que lo son, pero que una jugadora de fuera de nuestras fronteras decida escoger a @basketfem como parte de su TL es todo un honor y un lujo, especialmente por el hecho de que todo el contenido que se publica está en español.

raffaella masciadri

Espero que durante los próximos 366 días, sigas acompañándome en esta aventura que empecé hace diez años. ¡Feliz año! y ¡gracias por estar ahí! 🙂

Cuando el baloncesto femenino era competitivo

La debacle del baloncesto femenino en España

Cuando me he metido a Facebook me ha saltado la notificación de “tal día como hoy…” Y resulta que hoy hace 4 años estaba en el Cerro del Telégrafo viendo un Rivas EcópolisCiudad Ros Casares.

rivas ecopolis contra ros casares

Rivas Ecópolis – Ciudad Ros Casares. 22 de diciembre de 2011

En todo el tiempo que llevo siguiendo el baloncesto femenino, puedo decir que nunca he visto un equipo tan completo como el de Ciudad Ros Casares de esa temporada. Laia Palau, Jana Veselá, Lauren Jackson, Anna Wauters, Silvia Domínguez, Isabelle Yacoubou, Kata Honti, Sancho Lyttle, Maya Moore, Shay Murphy y Miriam Forasté.

Dirigido por Roberto Iñíguez, el conjunto valenciano disponía de las dos mejores jugadoras del mundo en su posición (Maya Moore y Lauren Jackson) en un quinteto repleto de estrellas (Laia Palau, Maya Moore, Lauren Jackson, Sancho Lyttle y Ann Wauters) en el que solo faltaba Diana Taurasi en el alero para que, sin lugar a dudas, fuera el mejor quinteto del mundo.

Actualmente, ni Ciudad Ros Casares ni Rivas Ecópolis, finalistas esa temporada de la Euroliga Femenina que cayó para el lado valenciano, disputan la Liga Femenina. Igual que Hondarribia Irún, igual que Sóller, igual que Olesa, igual que UNB, igual que Celta, igual que Mann Filter… Y la lista no acaba aquí ya que, temporada tras temporada, y una vez que han obtenido por méritos propios la plaza para jugar en Liga Femenina deciden renunciar por no poder hacer frente a los altos costes que implica disputar la máxima competición del baloncesto femenino español tal y como ha sucedido este año con Distrito Olímpico. De hecho de los 13 equipos que disputaron la Liga Femenina en la temporada 2011-2012 tan solo 5 de ellos siguen en esa categoría (Perfumerías Avenida, Girona Spar Citylift Girona, Gran Canaria 2014 Caja de Canarias Spar Gran Canaria, Cadí La Seu y Caja Rural Tintos de Toro Quesos El Pastor de la Polvorosa), el resto de equipos (¡8!) renunciaron o desaparecieron.

clasficación liga femenina temporada 2011-2012

4 años después, la Liga Femenina, navega sin rumbo… Equipos que siguen desapareciendo, renuncias, clubes que ascienden a la máxima competición desde 1ª Nacional (el equivalente a la 2ªB del fútbol), designaciones de la Copa de la Reina a dedo. Una Federación Española de Baloncesto que da la sensación de pasar de la competición nacional para centrarse en los éxitos que verano tras verano cosechan ya no solo la categoría senior sino todas las selecciones inferiores.

Centrándonos en la selección femenina, desde el batacazo en el Europeo de 2011, en los tres últimos torneos, España ha cosechado: un oro en el Eurobasket de Francia (2013), una plata en el Mundial de Turquía (2014) y un bronce en el pasado Eurobasket de Hungría y Rumanía (2015).

Una selección femenina que podría perfectamente protagonizar algún especial de “Madrileños por el mundo” ya que de las 12 que fueron al Eurobasket de Hungría y Rumanía tan solo cuatro juegan actualmente en España (Luci Pascua, Laura Herrera, Astou Ndour y Laura Gil). Si es verdad que el número de jugadoras que disputan la competición española ha aumentado (hasta 6 jugadoras) en la última convocatoria correspondiente a los partidos de clasificación para el Eurobasket de 2017 con la presencia de las antes citadas Luci Pascua, Laura Gil y Astou Ndour junto a Belén Arrojo, Nogaye Lo y Laura Quevedo. Más jugadoras que compiten en Liga Femenina ya que tanto Alba Torrens como Núria Martínez y Leticia Romero no pudieron asistir por encontrarse lesionadas (Alba y Núria) y por temas académicos (Leticia Romero).

La gran mayoría de las integrantes de esas selecciones inferiores que verano tras verano vuelven a casa con un metal colgado en el cuello deciden, una vez terminada su formación escolar, volar a Estados Unidos donde se les ofrece ya no solo la formación sino la posibilidad de jugar en ligas mucho más competitivas (NCAA) que las que actualmente se ofertan en España. Ángela Salvadores, Leticia Romero, Inés Mata, Marina Lizarazu, María Conde y así hasta un listado de más 30 jugadoras distribuidas por diferentes universidades americanas. ¡36 jugadoras! Con las que se podrían formar ¡3 equipos completos!

Es brutal la fuga de talento ya no solo en el plano laboral sino también, como se puede observar, en el terreno deportivo. En el caso del baloncesto femenino es todavía más reseñable. La Liga Femenina ya no tiene tanto encanto, ya no es tan potente, ya no es lo mismo que años atrás… La crisis ha pegado fuerte y el deporte femenino ha sido uno de los más dañados pero creo que desde la Federación Española de Baloncesto se podría y se debería haber hecho mucho más para que esta situación no se hubiera dado y haber buscado y ofrecido las soluciones necesarias para que el baloncesto femenino profesional no se hubiera devaluado de esta manera.

Historia del baloncesto femenino. Desde 1890 a 1900.

Desde hace unos años, el baloncesto femenino en España no deja de cosechar éxitos tanto en categoría sénior como en las inferiores. Conoce el origen y la evolución de este deporte en el siguiente artículo:

Baloncesto femenino

Recorrido por la historia del baloncesto femenino. Desde 1890 a 1900

A lo largo de las próxima entregas, desde este espacio, vamos  a realizar una particular línea del tiempo con los hitos más destacados del baloncesto femenino, desde su inicio hasta la actualidad. Esto es posible gracias a la ayuda de Helen que ha hecho un impresionante trabajo de recopilación para su blog Women’s Basketball Hoops y nos permite traducirlo y publicarlo aquí.

Comenzamos con los inicios del baloncesto femenino. Desde 1890 a 1900.

Equipo de baloncesto formado por la clase de 1902 de Smith College Equipo de baloncesto formado por la clase de 1902 de Smith College

Ver la entrada original 1.250 palabras más

Fallece Lauren Hill tras una dura lucha contra el cáncer

Lauren Hill, ex-jugadora de baloncesto, falleció el pasado viernes tras no superar la lucha que mantenía desde hace año y medio contra un cáncer de carácter terminal.

La jugadora que consiguió adelantar el inicio de la NCAA para ver cumplido su sueño de jugar en la mejor liga universitaria del mundo, anunció su retirada hace unos meses tras un empeoramiento en su salud.

Lauren Hill, logró recaudar más de un millón de dólares para la investigación del cáncer infantil y sirvió de inspiración a miles de personas.

Fallece Lauren Hill tras una dura lucha contra el cáncer.

vía Blog de baloncesto femenino.

El baloncesto femenino distinguido en los Premios Nacionales del Deporte del año 2013

Baloncesto femenino

El baloncesto femenino es galardonado en los Premios Nacionales del Deporte del año 2013

Se han dado a conocer los Premios Nacionales del Deporte del año 2013 entre los cuales los mayores reconocimientos recaen en la nadadora Mireia Belmonte, el triatleta Javier Gómez Noya, Diego Pablo Simeone, la selección femenina de baloncesto y la prometedora Ángela Salvadores.

Estos premios serán entregados por la Familia Real que han valorado las dos medallas logradas por Mireia Belmonte en los Mundiales de Natación celebrados en Barcelona el pasado año así como el título de Campeón Mundial de Triatlón de Javier Gómez Noya. De esta manera, las distinciones concedidas son las siguientes:

selección femenina de baloncesto

Ver la entrada original 234 palabras más