Resultados de la búsqueda para: black mirror

Black Mirror: Bandersnatch, la primera película interactiva de Netflix

Black Mirror sorprende con el estreno de Bandersnatch, una película interactiva

Venían sonando rumores por las redes sociales. Se hablaba del estreno de una nueva temporada de Black Mirror. Y sí, ha habido estreno en Netflix, pero no de una temporada, sino de una película interactiva. ¿Interactiva? Sí, interactiva.

black-mirror-bandersnatch

Si estás acostumbrado a jugar a videojuegos, la toma de decisiones son un habitual en muchos títulos, pero lo que nunca se había visto es poder elegir el desarrollo de la trama en la misma película, algo que Black Mirror: Bandersnatch ha incluido. La película continúa hablando de distopías aunque esta vez nos traslada al pasado y a un chico que quiere desarrollar un juego interactivo basado en un libro donde la toma de decisiones marca el devenir de la trama.

De esta manera, se presenta en Netflix este ambicioso proyecto que puede ser que marque una nueva tendencia: Hacer al espectador partícipe y que muestre una conducta activa durante el visionado. No nos mintamos, muchos de nosotros (yo la primera), pone de fondo cualquier serie o película mientras nos dedicamos a otras cosas. Pero, con Bandersnatch esto simplemente no se puede hacer. El film te obliga a estar pendiente, cerca del ordenador, del móvil, o del mando de la tele para elegir las opciones que marcarán el devenir del protagonista. Para ello, en el momento de seleccionar qué camino seguir, disponemos de unos pocos segundos para hacer nuestra elección. Si prefieres que Netflix elija por ti, recuerda que la opción seleccionada siempre será la de la izquierda.

Así, durante la duración de la película se podrán ir siguiendo diferentes tramas. Además, en determinados momentos, la trama retrocederá hasta un punto determinado para que puedas elegir otra opción y cambiar el final. De hecho, hay hasta cinco finales diferentes según las elecciones que realices.

Personalmente, la idea de esta película interactiva me ha parecido realmente interesante, no así la trama a la que creo que le falta un poco más de gancho para recuperar la esencia de Black Mirror.

Anuncios

Black Mirror y la necesidad de sentirse aceptado

Black Mirror continúa su tendencia de analizar lo que se esconde tras la tecnología

Recientemente se ha estrenado la tercera temporada de Black Mirror. En total 6 capítulos que siguen analizando la importancia y la dependencia que las tecnologías tienen en nuestras vidas aunque presentadas en un escenario distópico.

Producida por Netflix, esta temporada arranca con el capítulo Nosedive (Caída en picado) donde nos muestra el día a día de Lucie Pounds y de la sociedad alternativa que representa esta gran serie. Con lo primero que nos encontramos son con las valoraciones continuas que se realizan al resto de personas por sus interacciones (conversaciones, saludos, hechos) y por los materiales que cuelgan en la web.

Estas valoraciones abarcan desde el 1 al 5 siendo 1 la más baja y 5 la máxima, por lo que aquellas personas que tienen medias superiores al 4,5 son considerados como la élite mientras que aquellos que no superan el tres comienzan a ser repudiados y no aptos para la vida en la sociedad.

Lucie Pounds, se encuentra ante una gran oportunidad de mejorar su puntuación tras la invitación de Naomi, su gran amiga de la infancia, a su boda como dama de honor. Una ceremonia a la que acudirán personas con una reputación superior a la de 4.5.

Nosedive, representa así la necesidad de sentirse aceptado y puntuado por la sociedad. Es lo que sucede actualmente con nuestras publicaciones en redes sociales. En cuanto subimos algún contenido a las redes, esperamos rápidamente la aceptación y puntuación por parte de nuestros seguidores. Buscamos un RT, un Me gusta…, una retroalimentación que nos asegure que lo que publicamos gusta. Es decir, buscamos, deseamos y queremos la aceptación de los demás tanto en la red como en la “vida real”.

¿Es tanta la dependencia de ser aceptados? ¿Nos afectan los comentarios negativos? ¿Nos duele no tener la repercusión que habíamos previsto al lanzar nuestra publicación?