El negocio de los MOOCs en la educación superior

Descubre la visión de negocio que las plataformas MOOCs llevan asociadas

Desde hace unos años, las plataformas que ofrecen MOOCs (Massive Open Online Courses) no han dejado de crecer y aunque el modelo se base en la gratuidad del mismo, hay que tener en cuenta que tienen unos costes asociados ya que hay que producir el material, realizar la grabación de los cursos, la edición y postproducción de los mismos, subida a la plataforma, dinamización del curso, seguimiento de los alumnos, resolución de dudas, remuneración de los profesores, soporte técnico…

moocs

De esta manera, los MOOCs se conviertenm en un modelo de negocio el cual debe tener un ROI (Return On Investment), un retorno de la inversión que permita comparar el beneficio obtenido con la inversión realizada. Aquí también otros factores importantes como son los KPIs (Key Performance Indicators), indicadores que permiten conocer el estado del negocio y de si se están haciendo bien o mal las cosas. En el caso de los MOOCs los KPIs irían enfocados al número de certificaciones emitidas, al número de matriculados conseguidos, al número de estudiantes que consiguen finalizar el curso. Es importante tener en cuenta que la medición tanto del ROI como de los KPIs debe tener una referencia de tiempo establecida (mensual, semestral, anual) para así conocer si el desempeño que se está realizando es correcto o si por el contrario hay que hacer modificaciones en los procesos para conseguir mejorar los resultados.

Hay que tener en cuenta que estas plataformas, a pesar de haber recibido grandes cantidades de capital, no dejan de ser negocios que están comenzando y que se encuentran en una fase startup por lo que tienen que seguir buscando vías de financiación.

A lo largo de 2015, el negocio de los cursos online, masivos y en abierto generó más de 1.500 millones de dólares en ganancias y la previsión para 2020 se establece en 8.500 millones (Watters: 2015).

De esta manera, los inversores se muestran más que interesados en este tipo de negocios ya que está en auge y saben que les puede retornar grandes cantidades de dinero. No es de extrañar entonces que, de las 20 rondas de financiación que más dinero han conseguido amasar en los últimos años, tan solo 7 empresas correspondían a negocios no educativos y tan solo una de esas siete, General Assembly, no ofrecía clases online.

Algunas de las empresas dedicadas a formación online que han conseguido levantar más dinero en las rondas de financiación son las siguientes (Watters: 2015):

  • HotChalk (Estados Unidos): 230 millones de dólares
  • TutorGroup (Estados Unidos): 200 millones de dólares
  • Lynda (Estados Unidos): 186 millones de dólares
  • Hujiang.com  (China): 157 millones de dólares
  • Udacity (Estados Unidos): 105 millones de dólares
  • 17zuoye (China): 100 millones de dólares
  • Udemy (Estados Unidos): 65 millones de dólares
  • Yuantiku (China): 60 millones de dólares
  • NetDragon Education (China): 52 millones y medio de dólares
  • Genshixue (China): 50 millones de dólares
  • Varsity Tutors (Estados Unidos): 50 millones de dólares
  • Coursera (Estados Unidos): 49 millones y medio de dólares

FutureLearn, aunque no aparece en el listado también ha recibido una fuerte inyección de capital. La plataforma de MOOCs impulsada por Reino Unido ha recibido 13 millones de libras procedentes de la Open University.

El mejor ejemplo de startup exitosa en el mundo de las plataformas que ofertan cursos online masivos y en abierto es Coursera. Los nueve primeros meses de vida de la compañía norteamericana, hacían presagiar un buen futuro a la plataforma y así fue. Dos años después, en 2013, Coursera ya tenía 5.266.200 millones de estudiantes y un catálogo de 532 cursos. Pero el gran hito de Coursera en su segundo año de vida fue la inyección de capital proveniente de las empresas GSV Capital, Laureate Education y Learn Capital que alcanzó los 43 millones de dólares.

Como se puede observar detrás de esa “gratuidad” final ofrecida al estudiante, hay un trabajo que no se ve realmente importante para conseguir que los contenidos de calidad de las universidades de todo el mundo estén disponibles a tan solo un clic de distancia de la población mundial.

Bibliografía:

  • Ayala Bailador, E (2016). El negocio de los MOOCs en la educación online. En M. Meirinhos et al.(Eds) Livro de Atas Conferência Ibérica em Inovação na Educação com TIC-ieTIC 2016 (pp. 35-51)
  • Watters, A. (12 de diciembre de 2015). Top Ed-Tech Trends of 2015: Beyond the MOOC. Recuperado el 30 de diciembre de 2016, de http://hackeducation.com/2015/12/14/trends-moocs

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s