¿Será Río 2016 los Juegos Olímpicos del deporte femenino?

¿Conseguirá hacerse definitivamente el deporte femenino un hueco en nuestra sociedad?

El reloj sigue descontando segundos, minutos, horas y días para llegar a la gran cita deportiva de este año, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Si bien es cierto que en estos últimos días la polémica ha estallado por cómo están las instalaciones a tres días de la inauguración, tanto de la Villa Olímpica y especialmente de las aguas donde se celebrarán las competiciones de vela y aguas abiertas, lo que está claro es que la cita de Río 2016 tiene un gran ambiente de mujeres representando a sus países.

Cuatro años después, y tras el gran éxito del deporte femenino español en Londres 2012, la expedición nacional vuelve a estar entre las favoritas en las disciplinas femeninas. Vela, bádminton, balonmano, atletismo, baloncesto, natación, tiro, halterofilia, tenis…, son solo algunos ejemplos de cómo las mujeres siguen saliendo adelante a pesar de no contar con el apoyo ni el reconocimiento que se merecen cuando competición tras competición siguen estando en lo más alto.

España desfilará en la ceremonia inaugural con un total de 305 deportistas, 142 serán mujeres (30 más que en los últimos Juegos disputados en Londres en 2012). Así, las féminas representarán un 46,6% del grueso español.

El deporte femenino y las mujeres están de moda, así lo demuestra también Estados Unidos siendo una de las selecciones que lleve más representación femenina que masculina. De los 555 deportistas, 292 serán mujeres, el máximo número de mujeres que el país norteamericano ha presentando nunca en la historia de los Juegos Olímpicos.

España y Estados Unidos serán los países que en más deportes de equipo compitan. En el caso de España lo hará en las modalidades femeninas de baloncesto, balonmano, rugby, hockey y waterpolo faltando a las disciplinas de voleibol y fútbol, mientras que Estados Unidos no tendrá representación en balonmano.

En la delegación española se hacen cábalas sobre la cantidad de medallas que se conseguirán en Río 2016. Igualar y superar las 17 medallas de Londres 2012 será el objetivo, ya que lejos quedan las 22 conseguidas en Barcelona ’92.

Las apuestas apuntan a las más que posibles medallas de Carolina Marín (doble campeona del mundo en bádminton), Ruth Beitia (triple campeona de Europa de manera consecutiva), el dobles mixto de tenis formado por Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza (campeona de Roland Garros), Mireia Belmonte y Jessica Vall en natación, Gemma Mengual (volvió a la competición tras su retirada) y Ona Carbonell en sincronizada, Lidia Valentín (actual campeona olímpica en halterofilia tras quedar descalificadas las rusas por el escándalo del dopaje) y los equipos de waterpolo y balonmano (ambos equipos de guerreras ya saben lo que es conseguir una presea olímpica). De hecho la medalla de bronce conseguida por las guerreras de balonmano estuvo llena de sufrimiento en un partido que necesitó de dos prórrogas para decidirse:

La selección de baloncesto femenino buscará conseguir superar el cruce de cuartos ya que nunca ha conseguido pasar esa eliminatoria (en sus tres participaciones olímpicas ha obtenido diploma) y a partir de ahí poder soñar con una medalla.

Sobre la mesa están puestas las posibilidades de medalla por parte de la delegación española. El foco y el grueso de conseguir subirse al podio recae de nuevo, en gran parte, en las mujeres. Pero, ¿cuánto han tenido que trabajar para llegar hasta lo más alto? ¿A cuánto han tenido que renunciar para perseguir el sueño de cualquier deportista?

En el caso del baloncesto femenino, la respuesta es clara: Renunciar a estar en sus casas y cerca de sus familias para irse a jugar al extranjero a ligas competitivas ya no solo a nivel deportivo sino también a nivel económico. La Liga Femenina va camino de convertirse en un esperpento, si no lo es ya. En estas últimas semanas, se ha expulsado al actual campeón de la Copa de la Reina, CB Conquero, por no presentar a tiempo toda la documentación y el dinero necesario para la inscripción, se ha aceptado a Spar Gran Canaria (descendido al final de la temporada) que sí había presentado en tiempo y forma todo lo relativo a la inscripción. La Liga Femenina 2 aún no tiene el calendario publicado por problemas con dos equipos (UCAM Jairis y CB Almería) lo que está ralentizando la organización de alojamientos y viajes al resto de equipos que ya no solo no saben cuándo les tocará desplazarse sino que no saben el sistema de competición que regirá esta temporada la segunda división del baloncesto femenino español ya que se hablaba de formar cuatro grupos de 8 equipos cada uno en lugar de dejar los dos grupos que hasta ahora ha habido.

De hecho, de las 12 jugadoras de la selección femenina de baloncesto tan solo seis de ellas Silvia Domínguez, Laura Quevedo, Laura Gil (todas ellas en Perfumerías Avenida), Leonor Rodríguez (Spar Citylift Girona) y Luci Pascua (Mann Filter) juegan en España.

El baloncesto femenino es tan solo un ejemplo de toda esa fuga de talentos que en los últimos años ha ido azotando a la sociedad español. Las deportistas encuentran en, la mayoría de los casos, el apoyo fuera de nuestras fronteras para poder seguir competiendo al máximo nivel con un remuneración mucho mayor de la que pueden recibir aquí.

Por ello, hay que valorar más si cabe todos los éxitos que el deporte femenino español, nos está brindando los últimos años. Espero que Río 2016 siga con esa tendencia y el deporte femenino vuelva a escribirse con letras de oro.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s