eduPLEmooc: Actividad final: Unidad 3: PLE y Gestión de la información

La aparición de la web 2.0 y con ello de las redes sociales han ido cambiando nuestra forma de comunicarnos, pasando de un modelo unidireccional de comunicación a uno completamente multidireccional convirtiéndonos ya no solo en emerecs, como establece Cloutier, sino en prosumers, en productores y consumidores de información. Todo esto, se ve ayudado por la convergencia de medios, toda la información la tenemos al alcance de la mano, en nuestros móviles, en nuestras tablets, en los ipods, vivimos permanentemente conectados.

Los medios de comunicación ya no son la principal fuente de información sino que la fuente de información reside en cada ciudadano que capta momento a momento lo que sucede en su día a día. En alguna ocasión, el origen de la noticia ha sido un usuario de la red social twitter, como fue el caso de la trágica muerte de la cantante norteamericana Whitney Houston[1].

La evolución en la manera de producir la información también ha supuesto cambios en el paradigma comunicativo, pasando de un modelo emerec (propuesto por Jean Cloutier) en el que los integrantes del proceso comunicativo son tanto emisores como receptores de la información al modelo denominado prosumer, término acuñado por Alvin Toffler en su libro “La tercera ola”. Prosumer procede de los términos ingleses producer (productor) y consumer (consumidor). Esta nueva forma de entender la comunicación ha supuesto una auténtica revolución ya que según Enrique Dans (2006): “Si antes la libertad de prensa únicamente afectaba a quién tenía una, ahora todos podemos escribir, grabar o filmar lo que queramos y ponerlo a disposición de una audiencia”.

Este cambio se ha producido gracias al auge de internet y de la aparición de las redes sociales. Manuel Castells habla de la divisoria digital en referencia a la brecha que se está creando entre los que tienen y los que no tienen internet, es decir, lo que se denomina inforricos e infopobres, estableciendo además que aquellas personas que no tienen acceso a internet tienen una debilidad cada vez más considerable en el mercado de trabajo. (Castells, 2001).

Sabiendo además que el conocimiento está en la red, lo que se trata es de saber dónde está la información, cómo buscarla, cómo seleccionarla, cómo procesarla para transformarla en conocimiento.

Con la difusión de los contenidos en la red ha surgido una nueva forma de comunicación interactiva potenciada por las redes sociales, de muchos a muchos, en tiempo real… Una comunicación que Castells denomina autocomunicación de masas (2009:88).  Esta nueva concepción anima a los consumidores a buscar nueva información y establecer conexiones entre contenidos mediáticos dispersos (Jenkins, 2006:15).

En un mundo completamente “enREDado” pertenecer o  no a cada una de ellas constituye un dilema ya que el valor de estar en una red aumenta exponencialmente con el tamaño de ésta, […] la devaluación que conlleva la exclusión de la red también aumenta exponencialmente, y a una velocidad mayor que el incremento del valor de estar en la red. (Castells 2009:73).

En este vídeo, se puede observar el flujo de información que se generó en twitter una hora después del trágico terremoto ocurrido en Japón en 2011. En un color rosado se señalan los tweets generados en Japón y en un tono verdoso los RTs.

Sin títuloClick en la imagen para ver vídeo 

Con este panorama donde la información reside en las redes sociales, donde la información reside en cada uno de nosotros, donde la noticia nace muchas veces de usuarios de a pie, es necesario que, desde las aulas se produzca una revolución y se deje el modelo tradicional-instructivo donde el docente ejerce el poder y es la persona que tiene el conocimiento hacia modelos colaborativos y sociales donde todas las partes implicadas en el proceso puedan formar parte del proceso de enseñanza-aprendizaje. Así se conseguirán alumnos motivados, proactivos y que les guste tanto enseñar como aprender con modelos cada vez más sociales.

En este proceso las redes sociales y las herramientas que la web 2.0 pone a nuestra disposición, cobran un gran protagonismo. Tenemos que recordar que nuestros alumnos son nativos digitales. Desde pequeños, están acostumbrados a manejar dispositivos electrónicos y al llegar a las aulas se encuentran con modelos tradicionales que se alejan de la cotidianidad. Existen miles de miles de herramientas que tiene un perfil claramente docente, pero las propias redes sociales masivas, twitter, facebook o tuenti pueden tener un perfil claramente educativo, eso sí, siempre respetando los términos y condiciones de uso establecidos por cada una de las redes sociales.

Además de el potencial educativo de las redes sociales, su uso, servirá para que los alumnos vean la información que generan las redes sociales con una actitud crítica y reflexiva ante los contenidos generados por dichas redes. Para ello, realizaría dinámicas alrededor de un hashtag no usado con anterioridad, que sea original y que permita que la discusión se realice entre los alumnos con una participación abierta a quien quiera aportar, rebatir… Una vez terminada la sesión, duraría alrededor de una media hora, se recogerían todos los tweets tratados y se analizarían.

Otra de las herramientas que utilizaría sería Pinterest a través de la creación de un tablero compartido donde los alumnos puedan subir libremente todo aquello que consideren de su interés alrededor del tema fijado, pudiendo ser imágenes, infografías, vídeos, presentaciones… Una vez terminada la dinámica se procedería a realizar un resumen de la actividad que ha tenido el tablero, cuáles han  sido los “pines” más interesantes, los que más han aportado…

Bibliografía:

  • Castells, M. (2001). Internet y la sociedad red. Lección inaugural del programa de doctorado sobre la sociedad de la información y del conocimiento. Barcelona.
  • Castells, M. (2009). Comunicación y poder . Alianza Editorial .
  • Dans, E. (3 de marzo de 2006). El blog de Enrique Dans. Recuperado el 29 de enero de 2014, de http://www.enriquedans.com/2006/03/prosumers-en-expansion.html
  • Jenkins, H. (2006). Convergence Culture. La cultura de la convergencia de los medios de comunicación. Barcelona: Paidós Comunicación.
Anuncios

  1. Pingback: eduPLEmooc: Unidad 3: PLE y gestión de la información | Intentando dejar huella...
  2. Pingback: eduPLEmooc: Unidad 4: Creación de una comunidad de aprendizaje | Intentando dejar huella...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s