No es justo…

… que cada cierto tiempo se ataque a los maestros y a su preparación. La última ocurrió ayer cuando se publicaron datos de la prueba de acceso al cuerpo de maestro de las pasadas oposiciones celebradas en Madrid en noviembre de 2011. Oposiciones que por cierto vulneraron el tipo de examen que se celebraron en las demás CC.AA, siendo de carácter eliminatorio y poniendo una prueba de nivel de 6º de Primaria.

Pues bien, esta prueba de 6º de Primaria ha dado lugar a que los medios de comunicación creen de nuevo una avalancha de críticas entorno a la figura del profesorado y de su formación y por supuesto la comparativa con el modelo maravilloso de Finlandia. El país nórdico se caracteriza por tener unos profesores de alto nivel, ¿por qué? Principalmente porque la carrera de maestro es la más valiosa y complicada de su sistema educativo superior, cuya duración dura unos 8-10 años, siendo el equivalente aquí a medicina, por ejemplo.

Aquí no, y cada año que pasa la carrera y la profesión está más devaluada porque desde las altas instituciones es lo que se proclama y promulga, caza y captura a los maestros que parece que nos tocamos las narices… Lo que no se puede pretender es que en 3 años, ahora 4, se adquieran los conocimientos suficientes de todas las materias. Creo que le conocimiento no es lo primordial en nuestra labor, lo principal tendría que ser que nos dieran los mecanismos, instrumentos, herramientas para enseñar, es decir, centrarse más en la didáctica que en todo lo demás. Prácticamente todas las asignaturas van acompañadas de y su didáctica o empiezan por Didáctica de… pero, ¿en cuántas realmente nos enseñan a transmitir los contenidos? Yo tuve la gran suerte de tener un profesor en matemáticas que nos enseñó a enseñar matemáticas y fue el único que nos enseñó realmente metodología y que nos dio herramientas para enseñar esta asignatura.

Se meten mucho con los maestros, pero, ¿cuántos estudiamos realmente por vocación? ¿Con cuántos te encuentras en clase que estudian magisterio porque no sabían qué hacer? Ahí está el problema, todas las carreras o la gran mayoría son vocacionales y un maestro lo tiene que ser más aún, no es fácil aguantar a 20-30 chavales durante 6-7 horas al día, llegar a casa y preparar la clase siguiente, corregir exámenes, preparar exámenes, quedarse a las juntas de evaluación, las entrevistas con los padres… Requiere una carga psicológica y un cansancio descomunal pero eso, eso desgraciadamente no se quiere ver.

Nos metemos con los maestros porque es lo fácil, pero yo no veo las mismas voces críticas y alteradas y exaltadas cada vez que un periodista o pseudoperiodista escribe con faltas de ortografía en un periódico de tirada nacional en versión papel o lo que es más grave escribe con faltas de ortografía (olvidemos las de semántica) en la versión digital del  mismo o incluso los rótulos de los programas de televisión sin que nadie los corrija.

No pretendo justificar los nefastos resultados obtenidos en la prueba de hace dos años y que hizo públicos ayer Lucía Figar (consejera de Educación) pero también hay que darse cuenta que parte de este fracaso es fruto de las reformas educativas que se han venido llevando a cabo desde los últimos años y esto sí es competencia de los titulares de Educación.

Y sí, yo soy maestra, vocacional y con unas ganas locas de trabajar.

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: No es justo... | Educación, Comunicación y Redes Sociales | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s