Anything could happen

No soy de esas personas que siguen mil series, al contrario, me cuesta mucho engancharme. De hecho, me pongo a verlas, las dejo, me reengancho y así… Puedo decir que la única que sigo desde el primer día es Glee (2009) y todas las semanas estoy pendiente del capítulo para poder verlo y disfrutar de las andanzas de los chicos del Mckinley que ahora ya no son tan chicos y se encuentran por toda Norteamérica cumpliendo sus sueños.

Una de las cosas que más me atrajo de esta serie es que la música mueve toda la historia, constantemente hay música de fondo y, aunque de repente se pongan a cantar sin motivo aparente, las letras tienen total sentido con la trama que están narrando. Los mash-ups imposibles, hacer una balada de un tema dance, incluso mejorar las versiones originales… Si es verdad que desde que se produjo la graduación de los “seniors”, los sustitutos, no han estado a la altura (por lo menos para mi gusto), las canciones siguen siendo un total acierto.

En el capítulo de esta semana I do (4×14) he vuelto a ver la esencia de ese grupo de losers que comenzaban su andanza en el coro del colegio. Ese mismo grupo que decía que ser parte de algo especial te hace especial 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s