Las chicas olímpicas

El pasado 25 de diciembre fue emitido por Canal+, una nueva entrega de Informe Robinson. Esta vez, las protagonistas fueron las chicas, las medallistas olímpicas que tantas y tantas alegrías nos trajeron a todos los españoles. Su esfuerzo, su dedicación, su fuerza, su lucha, su compromiso, su valor… Dan el máximo de ellas mismas con unos recursos prácticamente mínimos, pero ahí están, como dice Robinson, “son heroínas”.

El programa cuenta con todas las medallistas: Mireia Belmonte, Marina Alabau, las chicas de sincro, Brigitte Yagüe, Maider Unda, el equipo de waterpolo, las guerreras olímpicas, Maialen Chourraut y el equipo de vela.

Marina Alabau, tras ganar el oro en windsurf comenta: “Y así me llevé tres o cuatro días con los brazos en alto y chillando”

Las horas de piscina, la exigencia de un deporte tan plástico, tan visual y en el que se exige tanta perfección, tantas horas de dedicación tenía sus consecuencias:

Ona Carbonell: “Un día entero solo haciendo un brazo para que salga perfecto”. Su compañera en el dúo Andrea Fuentes comentaba también el cansancio que suponía las 10 horas de entrenamiento durante prácticamente 10 meses, “Llegar a casa y no poder ni subir las escaleras” Como no gane medalla me muero porque lo estoy dando todo”

Tras la medalla de bronce las chicas de sincro recuerdan ese momento y solo atinan a decir que  “Eso fue alucinante”.” Era lo último que hacíamos”. “Son 4 minutos que tienes que estar perfecto y el miedo a que ese no sea el día”.

Maider Unda va más alla y alaba la dedicación de su entrenador “Yo tengo claro que si no fuera por él (el entrenador) hubiera tirado la toalla”. Y tras la gloria olímpica, Maider lo tiene claro quiere “poder dedicarme más a casa, formar una familia…”

Pero, la sorpresa, la gran sorpresa nuevamente se dio en la piscina y tras las dos medallas conseguidas por Mireia Belmonte, las chicas de waterpolo en su primera participación olímpica, consiguieron una plata que les supo a oro. Parte de ese éxito fue de su entrenador, Miki Oca. En la primera vez que fueron a la piscina olímpica les dijo: “No digáis nada sentir”.

Se acercaba el momento del debut y las chicas alucinaron con que 5.000 personas estuvieran viéndolas cuando por lo general el aforo a sus partidos es de unas 20 personas, 100 cuando más espectadores hay. Las reacciones ante gente fueron “Es una pasada tanta gente para ver el partido”. “O te cagas o te viene un subidón”.

Poco a poco, las chicas iban ganando partidos y se plantaron en la final ante Estados Unidos. Un rival ante el que nada pudieron hacer y perdieron. Las caras largas y la decepción se sucedían ya que “un segundo puesto siempre es perder al principio” pero, de nuevo, Miki Oca les dijo a sus chicas “ya estáis cambiando las caras y disfrutando de este gran momento”.

Si las chicas de waterpolo dieron la sorpresa, las guerreras olímpicas hicieron lo mismo con un bronce conseguido ante Corea en un maratoniano partido con dos prórrogas. Pero el periplo de las de Jorge Dueñas por Londres no fue nada fácil en el primer partido, también contra Corea no salió nada. El juego arriesgado y anárquico de España no funcionó. “España es así” “Nos vamos a casa con 0 puntos sin haber ganado nada”

“Podemos hacer lo peor y lo mejor” y tras ese primer partido tan horrible, las guerreras dieron lo mejor de sí mismas a pesar de que “no tenemos superestrellas” sino “ buenas jugadores y tenemos que luchar siempre, siempre hasta el final”.

España se volvía a ver las caras contra Corea en la lucha por las medallas, un tercer y cuarto puesto vibrante que se decidió tras dos prórrogas. El cansancio aparecía “Yo estaba muerta, matada”, la tensión se desbordaba, “un sufrimiento, unas ganas de llorar” ,“en las prórrogas tenían lágrimas” pero la recompensa llegó y al recordarlo las guerreras olímpicas se siguen emocionando. “Fueron sensaciones… se me pone los pelos de punta de pensarlo… de recordarlo” “Fue como un oro, nos lo hemos trabjado y nos lo hemos ganado”

Pero tras la gloria olímpica, tocaba volver a poner los pies en el suelo y ver la cruda realidad que asola el deporte femenino en nuestro país, “ahora la gente conoce algo más el balonmano femenino pero creo que no sirve de mucho… no va ayudar”, muchas de ellas abandonaron España para poder competir, jugar y seguir siendo profesional. Macarena Aguilar en su aventura danesa: “Todo el mundo te conoce, es como el fútbol en España” “Es un espectáculo, las luces, todo el público volcado” “Es muy gratificante”

Sin lugar a dudas me quedo con las palabras de Michael Robinson “Estas chicas si algo han demostrado es que nunca, nunca, se van a rendir”

http://www.canalplus.es/play/video.html?xref=20121222plucandep_3.Ves

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: España toca el cielo europeo tras vencer a Francia en la final del Eurobasket | Intentando dejar huella...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s