La fuga de las veteranas

En el día de hoy, Amaya Valdemoro en la presentación del campus que organiza, ha anunciado que se marcha a jugar a Turquía, la que será su penúltima (me cuesta decir última) aventura dentro del baloncesto femenino.

La madrileña, a final de temporada y tras un curso muy duro debido a la rotura de sus dos muñecas, así como los problemas físicos que acarrea, decidió cerrar su periplo en Rivas para, escuchar ofertas de diferentes clubes. El club del Tarsus ha decidido apostar por ella y aceptar sus condiciones: “El Tarsus acepta mis condiciones médicas, sabe que voy entre ‘algodones’”.

Otra madrileña, Elisa Aguilar, anunció hace unas semanas su fichajepor el Spartak de Moscú, que está dirigido por Pokey Chatman (@PokeyChatman) desde 2007 ostentando un espectacular récord de 16 victorias y ninguna derrota en la Euroliga de 2010. En la wnba (la nba femenina) dirige desde 2010 a las Chicago Sky.

El artículo completo lo podrás encontrar aquí

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: ¿Y ahora qué? « Intentando dejar huella…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s