Podría…

…haber llorado un mar de lágrimas
saladas, arrojarme a los abismos y partirme en dos el alma, desatar la tempestad
y el huracán de mi garganta…

Y confesar desesperado que no puedo con mi rabia,
Aunque en mi actitud no soy tan evidente,
no puedo sufrir más.

Que el dolor cuando es por dentro es más fuerte,
no se alivia con decírselo a la gente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s