Confieso que…

 

… me dan pánico las tormentas, no los relámpagos, sino los truenos… Es superior a mí y en noches de verano como la que está haciendo hoy, me siento realmente intranquila.

 

¿Por qué me dan miedo? Como todos los miedos o casi todos, tienen una base más o menos lógica y objetiva por sucesos que han ocurrido durante el transcurso del tiempo. En mi caso, el miedo a las tormentas tiene ese sustento. Ocurrió hace ya bastantes años, estábamos en la piscina, empezó a tronar, a hacer mucho viento y, de repente, se nos cayó una sombrilla encima de mi madre y de mí. Desde entonces, cada vez que hay tormenta, me entra nerviosismo.

Recuerdo que antes, era escuchar un trueno y ponerme a llorar, no existía consuelo en esos momentos, ahora, evidentemente no llego hasta ese extremo, pero sí me dan respeto.

Parece mentira que un fenómeno que ocurre con tanta frecuencia, pueda generar estos sentimientos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s