Gracias a…

 

… las redes sociales, foros, es decir, al poder de internet he podido conocer a mucha gente, algunas personas han formado parte de mi vida, lo siguen haciendo, otras han aparecido y desaparecido y a otras las he vuelto a reencontrar tras tiempo sin saber de ellas.

Vuelvo años atrás, unos 5-6 años, no recuerdo exactamente si 2005 o 2006, gracias a un foro de un grupo de música, contacto con una chica del norte de España, que tiene en ese momento 14-15 años, con las cosas muy claras, entre ella su orientación sexual, cosa que me sorprendió por la juventud que tenía y sobre todo la decisión e iniciativa que tenía. Por aquel, entonces, yo tenía pareja y éramos la referencia que ella tenía.

El tiempo pasó, yo lo dejé con mi pareja, perdimos un poco el contacto porque se me juntaron una serie de circunstancias que me hundieron bastante psicológicamente y no tenía el cuerpo para juergas ni para aguantar los problemas de los demás, cuando ni siquiera era capaz de aguantarme.

Pero bueno, sigo con la historia, ella encontró la felicidad con su pareja, su primera pareja y volvimos a retomar el contacto, estaba muy ilusionada a pesar de la distancia que las separaba, pero era feliz. Hacían lo imposible por verse, por disfrutar, por sentir, por la ilusión de ese primer amor que tanto marca.

Tras muchos viajes, tras muchos kilómetros recorridos, me he enterado hoy, que lo han dejado y la verdad, me ha sentado como un jarro de agua fría. No sé, eran una pareja muy consolidada, muchos años de relación y el amor se les ha acabado… Para mí, eran un ejemplo de cómo llevar un noviazgo, me alegraba mucho cuando me hablaba de sus viajes, me enseñaba sus fotos, porque en parte me sentía reflejada y me volvía a hacer SENTIR, cosa que últimamente no hago demasiado.

El amor, el desamor y todas esas emociones son partes del proceso que es vivir, desde aquí, desde estas líneas, aunque quizás no las leas, te doy todo mi apoyo y, sobre todo, un abrazo bien fuerte.

 

 

Anuncios

Un Comentario

  1. nicafeliz

    el amor parece un poco una secuencia de recuerdos junto a alguien que por alguna razón termina inspirándote, con la brevedad de un sueño nos atormentamos y aferramos a recuerdos agradables que nos dejan con el sentido muerto. Escribir en Internet es como un pensamiento propio. Lo alimentamos como un grito que se extiende en secreto por tus dedos sin querer ser un pasado, tocando un presente.

    aparecemos y desaparecemos de pronto con la vaga ilusión de no estar atrapado en uno mismo.

    saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s