UnREAL sorprende en la segunda temporada

UnREAL nos sigue mostrando los entresijos de Everlasting en su segunda temporada

Lo confieso. Estoy completamente enganchada a UnREAL. Comencé a verla durante el verano gracias a una reseña que vi en el periódico escrita por Aloña Fernández Larrechi donde hablaba de esta serie y me puse a verla.

La primera temporada fue buena pero la segunda, para mí, ha sido bastante superior. Y es que en Everlasting nada es lo que parece y todo, absolutamente todo, se hace para que las audiencias sean lo más altas posibles y permitan una nueva renovación del programa que ha encumbrado a Quinn King y a Rachel Goldberg como productoras ejecutivas.

De esta manera, UnREAL nos trae una nueva temporada del programa de citas Everlasting que viene cargado de novedades. Por primera vez, en toda la historia del programa el pretendiente es negro, Darius Beck, un reputado quaterback de la NFL que está preparando su salida del fútbol americano para adentrarse en nuevos proyectos.

Las wifeys de esta edición reclutadas por Ray y Madison bajo la supervisión de Rachel y Quinn representan todo el espectro posible. Tiffany, hija del dueño de un equipo de fútbol americano, Chantal, perdió a su novio en un accidente, Ruby, reclutada en los pasillos de la universidad, Everlasting representa todo lo opuesto a su manera de ser y pensar, Yael, también denominada “Hot Rachel” por su gran parecido físico con la ayudante de producción, y así hasta completar el elenco completo de pretendientas para Darius Beck.

A lo largo de estos diez episodios podremos conocer un poco más a las verdaderas artífices de este programa, Rachel y Quinn. Veremos a estas dos mujeres tan poderosas caer en lo más hondo para luego intentar recuperarse mostrando su fragilidad. Además, la llegada de un nuevo productor premiado por sus documentales, Coleman Wassermann, dará un vuelco en el set de grabación y le romperá los esquemas a Rachel.

Además, también habrá sitio para Adam el pretendiente de la primera temporada que llegará para intentar reconducir el programa tras las dificultades e imprevistos que van surgiendo durante la grabación del programa de citas más seguidos de los Estados Unidos.

Igual que sucedió con la temporada pasada, Everlasting finaliza con la decisión final del pretendiente y muchos más elementos que introducen la temática de la tercera temporada.

Tatiana Maslany y Sarah Paulson triunfan en los Emmys

Tatiana Maslany y Sarah Paulson se alzan con su primer Emmy

Aunque para la crítica las grandes ganadoras de estos Emmys hayan sido Juego de Tronos (mejor serie, mejor dirección y mejor guión dramática) y de The People v. O.J. Simpson: American Crime Story, para mí lo han sido Tatiana Maslany y Sarah Paulson.

No vamos a decir nada que no esté ya dicho de Tatiana Maslany. Ella lidera el elenco de Orphan Black interpretando ella sola a Helena, Sarah Manning, Alison Hendrix, Cosima Niehaus y Rachal Duncan como personajes principales. Además, de haberse puesto en la piel de otra casi docena de personajes .¿Su principal valor? Ya no solo que una sola persona sea capaz de ponerse en la piel de tantos personajes sino la facilidad que tiene para que se sepa reconocer a un club de otro. Los acentos, la forma de hablar, de expresarse, o incluso de bailar.

Tatiana Maslany también estuvo nominada el año pasado a los Emmys pero el premio a mejor actriz dramática recayó en Viola Davis por su papel de Annalise Keating en How to Get Away with Murder siendo, además, la primera mujer negra que recibía este galardón. Pero, ahora si, la academia se ha dado cuenta del talento de la canadiense premiándola con su primer Emmy por su labor al frente de Orphan Black.

Y la segunda gran protagonista de estos Emmys, ha sido Sarah Paulson que, en su sexta nominación, por fin ha conseguido sumar su primera estatuilla. Las cuatro últimas nominaciones habían sido por los papeles que ha ido desempeñando en la antología American Horror Story (memorables los papeles en Asylum, Coven y Hotel) pero ha sido por su papel como Marcia Clark (fiscal del caso del caso de O.J. Simpson) en The People v. O.J. Simpson: American Crime Story con el que, por fin, ha conseguido el reconocimiento que se merece como actriz. En su discurso tras recoger el premio, tuvo palabras para la propia Clark que fue su acompañante diciendo que “la responsabilidad de interpretar a un personaje real es enorme. Quieres hacerlo bien ya no solo por ti sino por los demás. Yo, junto al resto del mundo, he sido muy superficial al juzgarte y me alegra poder ser capaz de estar aquí delante de todo el mundo hoy y poder decir que lo siento“.

Además, Sarah Paulson finalizaba su discurso agradeciendo a Ryan Murphy (creador de Glee, American Horror Story y American Crime Story, entre otras) por “haberme cambiado la vida“.