Anna Cruz: “En mi carrera esa mala suerte había sido una constante”

España hace historia y se cuela, por primera vez, en una semifinal de unos Juegos Olímpicos

Hoy, hoy todo son halagos hacia la selección femenina de baloncesto. Un canastón de Anna Cruz sobre la bocina daba la victoria a España frente a Turquía en un partido en el que a falta de 3 minutos se veía muy negro. Exageradamente negro cuando la selección iba 8 puntos abajo, 52 a 60. En ese punto, se erigió en líder Anna Cruz, la segunda jugadora después de Amaya Valdemoro en conseguir un anillo de la WNBA, que lideró la remontada y la culminó con un churro, seamos sinceros, fue una auténtica mandarina (la hubiera firmado el mismo Sergio Llull) la que lanzó a falta de 7 décimas para el final pero entró. ¿La técnica? ¿La mecánica? Da igual. El caso es que entró.

Anna Cruz, la encarnación del trabajo, del esfuerzo, del sacrificio. La que sin apenas hacer ruido lleva una carrera meteórica desde hace unos años. Rivas Ecópolis fue su último equipo antes de entrar en el numeroso grupo de jugadoras que abandonan España para irse a otras ligas más competitivas y se fue a la fría Rusia. Ya en su último año en España se pudo ver cuánto había mejorado Anna Cruz. Su velocidad seguía estando ahí, su juego vertical y al aro era letal pero añadió el tiro de mediana y lejana distancia y mejorando sus porcentajes se ha ido haciendo una jugadora cada más letal y más complicada de defender. Sin olvidar el trabajo defensivo que hace, ahogando una y otra vez a sus atacantes.

Retrocedemos a 2013. Ese año donde España, 20 años después, revalidaba el título de campeona de Europa ante Francia, en Francia y con todo el pabellón en contra en lo que yo recuerdo como uno de los mejores partidos y uno de los mejores torneos que he visto de la selección española (mi favorito sigue siendo el del Europeo de 2003 y la remontada ante Polonia). Pero, Anna Cruz no llegaba a tiempo para formar parte de la historia del baloncesto femenino en España por una lesión de tobillo de la que no se pudo recuperar. Formó parte de la concentración pero Lucas Mondelo decidió que fuera el último descarte al no estar al 100%.

Avanzamos hasta el pasado Eurobasket de Hungría y Rumanía donde España se colgó el bronce al derrotar a Bielorrusia en el partido por el tercer y cuarto puesto. Anna Cruz volvió a ser fundamental para los intereses patrios en los cuartos de final frente a Montenegro. A falta de 9 segundos para el final la española cogía el balón y con un tanteo de 72 a 74 conseguía anotar y sacar la falta. Cruz anotaba el tiro libre y en la siguiente defensa Montenegro no conseguía meter canasta.

Anna Cruz como a todos los deportistas le ha tocado vivir la cara y la cruz del deporte. La cruz la representa haberse perdido ese oro en el Eurobasket y cuando se alzaba como campeona de la WNBA recordaba ese momento declarando que “cuando el oro Europeo no puede estar y en mi carrera esa mala suerte había sido una constante. Al final tuve mi recompensa a todas las cosas menos buenas que me habían pasado en un verano para el recuerdo”.

Las chicas de baloncesto ya han hecho historia clasificándose para las semifinales de unos Juegos Olímpicos. Pero, lo que han demostrado es que no se conforman con nada y darán lo mejor de sí mismas en la semifinal ante Serbia para conseguir llegar a la final y asegurar una medalla olímpica.

Esta España, hay que recordar, fue la misma que en 2011 se volvió a casa en octavos de final en aquel fatídico partido contra Croacia. Esa misma que desde entonces se ha colgado medalla en todos los torneos que ha disputado (Oro en el Eurobasket de 2013, plata en el Mundial de 2014 y bronce en el Europeo de 2015). Esa España que en los últimos  8 europeos se ha colgado 7 medallas. Ahí es nada.

 

rtve la vuelve a liar en Río 2016

rtve vuelve a liarla en la retransmisión de los Juegos Olímpicos de Río 2016

Parece ser que Río 2016 no están siendo los mejores Juegos Olímpicos organizativamente hablando ni tampoco para la corporación rtve que, en la cobertura de las disciplinas, están dejando bastante que desear.

Y anoche parece ser que fue la gota que colmó el vaso. En tve estaban echando gimnasia, en La2 una película española y por Teledeporte la final de tenis donde jugaba Andy Murray (se llevó el oro) frente a Juan Martín del Potro (verdugo de Rafa Nadal en semifinales). Mientras se estaba jugando el tenis comenzaban las guerreras de nuestro balonmano que se jugaban la clasificación para los cuartos de final frente a Angola.

Las guerreras del balonmano femenino estarán en cuartos de final de Río 2016

Ni rastro de ellas en ninguno de los canales del ente público. En mi caso, no disponía de ordenador ni de móvil (mi Microsoft Lumia da para escribir otro artículo) para seguir el partido del todo o nada para las chicas de Jorge Dueñas. De hecho, desconozco si se pudo seguir en directo por la web. Sin mucha esperanza volvía a hacer zapping y me encontré con que habían quitado el tenis para poner el partido de balomano. ¡Teledeporte había dejado de retransmitir el tenis! Repito, ¡Teledeporte había dado la espalda al tenis para poner otro deporte! ¡No me lo podía creer!

Y es que por culpa de tenis, otros deportes como el baloncesto femenino y no en pocas ocasiones se ha visto relegado a emisiones en diferido, por ejemplo, un Ros Casares contra Perfumerías en 2012, o a emisiones con el encuentro ya comenzado. Entiendo que la audiencia manda y que un partido de tenis da más y mejor audiencia que un partido de baloncesto femenino. Pero, en unos Juegos Olímpicos, deberían primar las retransmisiones de deportes menos conocidos y dar protagonismo a las y los deportistas españoles.

El tenis da siempre buenas audiencias a Teledeporte por lo que realmente me pareció sorprendente y una gran apuesta por el deporte femenino español que decidieran echar en directo el partido de balonmano que se jugaba el pase a cuartos de final en detrimento del tenis donde no jugaba ningún español.

Acertada o no, la decisión de rtve vuelve a generar una oleada de críticas alrededor de la cobertura que están haciendo de estos Juegos Olímpicos.